Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 noviembre 2009

Puedes morir y ser un héroe, o vivir lo suficiente para convertirte en el villano. – Aaron Eckhart (The Dark Knight).

Es increíble lo que nos puede enseñar el séptimo arte. Esa pequeña cajita de pandora que esta dispuesta a revelar los secretos y facetas más oscuras del hombre, al tiempo que te muestra los hechos más grandiosos y las historias más espectaculares jamás narradas acerca del ser humano y todo lo que les rodea. La manera en que puede jugarte la razón y hacerte creer cosas que no son como si lo fueran. La magia de narrar situaciones “fantásticas” y poder hacer el “click” con la realidad que se vive día a día.

Esta semana descubrí algo que por muchas veces que tuve frente a mis narices y no tuve la capacidad de percibir. Después de observar una docena de veces la sensacional producción de Christopher Nolan entorno al mítico Caballero de la Noche -segunda edición que supero con creces las espectativas planteadas en Batman Begins– pude entender como el director de una de mis películas favoritas nos da un secreto a voces en The Dark Knight que hizo que me riera un rato a solas (al mejor estilo del final del Ilusionista) asombrado de la verdad que había oculta en cada una de sus escenas.

The Dark Knight no se trata solamente de la lucha entre un psicópata masoquista multimillonario llamado Bruce Wayne y el despiado y sanguinario asesino sin nombre conocido tan solo como The Joker. Su historia va más allá del clásico y destacado duelo sin fin de dos de las figuras más emblematicas en la historia del cine. Y no es que este desplazando el lugar de los dos protagonistas más sonados y destacados de la saga más de un fan me va a crucificar por esto sin embargo creo que Nolan quiere mostrarnos en la narración de la película, uno de los temas más trascendentales en la historia del hombre: El viaje hacia su lado oscuro.

Porque como dijo Rodolfo Martinez (uno de los pocos que comparten mi teoría) The Dark Knight no es la historia del Joker (quien, al fin y al cabo, es un monstruo y, como los buenos monstruos, no tiene un pasado, o tiene tantos que ya no importa), ni tampoco la de Batman (que, como buen arquetipo, tiene unos hitos biográficos perfectamente reconocibles y asumibles por el espectador con un par de pinceladas), sino la de un hombre atrapado en medio del enfrentamiento entre dos criaturas mitológicas” y este hombre es Harvey Dent.

El Caballero Blanco que se transformo en villano…

La historia del cine esta llena de figuras emblemáticas que por sus acciones, pensamientos o ideales destacan en la pantalla blanca. Duelos de antagonistas que despiertan pasiones, sueños, amores y odios. Desde los épicos personajes de Maximo y Comodus en el Gladiador, pasando por los clásicos Clint Eastwood y Van Cleef en El Bueno, el malo y el feo, hasta los transcendentales y siempre recordados Luke Skywalker y Darth Vader en la Guerra de la Galaxias. Personajes que revelan los tintes clasicos de la lucha eterna entre el héroe y el villano de cada historia -teorías que afirman que son uno reflejado en el otro- pero que se quedan cortos a la transformación del hosco caballero del orden, en un enloquecido y despiadado agente del caos.

Harvey Dent es a mi parecer uno de los personajes más interesantes de la historia del cine. Comienza siendo un honesto y apasionado fiscal de distrito, que gracias a su perseverancia le devuelve la esperanza a los ciudadanos limpiando las calles de Ciudad Gotham. Luego conoce a Batman y a Gordon quienes ponen sus ojos en él como el legitimo sucesor del manto de justicia, que hasta ahora ambos han defendido. Un caballero blanco que no teme a las consecuencias. Es ahí donde aparece The Joker con su plan maestro para demostrarle a toda la ciudad que hasta el personaje más noble puede ser destruido por un mal día.

Sin embargo esto no es algo que vemos suceda de repente, pues a través de la narración de toda la película Nolan nos presenta, como dijo Chemari-Wan,la perversión de ese caballero blanco, íntegro y moralmente respetable”, que llega a convertirse sin quererlo y sin pensarlo en “un tipo desquiciado con una dudosa, pero íntegra, moral personal” que no puede soportar el peso de perderlo todo y abraza con tristeza y desasosiego su lado más oscuro. Y es ahí donde quiero hacer el paréntesis.

La caída de un héroe…

Hace un par de días les comentaba lo sorprendente y motivador que es escuchar y leer acerca de personas que han logrado luchar con sus temores y demonios internos, saliendo de la oscuridad y lograron avanzar hacia la luz. Sin embargo hoy les comento el caso contrario. ¿Que pasa cuando un héroe abraza su lado oscuro? ¿Que sucede cuando un hombre escucha la voz de su saboteador interno y decide entregar su espada?

Siempre he creído que si existe algo más triste que ver morir a un mítico personaje, es ser testigo de la caída de un héroe. Cuando alguien es el elegido, y en lugar de destruir el lado oscuro, se ve tentando a unirse a él. Las historias y ejemplos en el cine son ampliamente conocidas, pero en la vida real sabemos que nos encontramos con ellas, todos los días, en cada esquina. El esposo que traiciona su sangre para hundirse en el alcoholismo. La pareja que promete amor eterno y engaña a su familia. El hijo que defrauda la confianza de sus padres. El político que firma pactos de nombre y vende a su patria con sus acciones…

Tomar la ruta más fácil. Entregarse al lado oscuro (ninguno de nosotros esta exento a ello) Sin embargo siempre he creído, como decía mi abuelo que podemos “hablarle al cuerpo” dominar nuestro carácter, pensamientos e incluso sentimientos, no para crear seres fríos y despiadados, sino personas que conocen sus limites y capacidades, sin dejarse dominar por la debilidades y temores que les agobian. Para transformar nuestras flaquezas en fortalezas, y desarrollar a través de nuestras capacidades la verdadera naturaleza que fue puesta en nuestro cuerpo desde que recibimos el primer soplo de vida: la fortaleza de enfrentar nuestro lado oscuro, y poder vencerlo…

Marcar la diferencia...

¿Pudo Harvey haber enfrentado su lado oscuro? ¿Marcar la diferencia abrazando su dolor y utilizarlo para construir una gran pasión hacia el futuro? Quizás. Posiblemente. Nunca lo sabremos. De la misma forma en que nunca conoceremos que pueda pasar con nosotros sino lo intentamos. Sino tomamos la decisión de luchar contra nuestro lado oscuro. Porque aunque nos tome toda una vida, es mejor morir creyendo en podemos lograrlo, que pasar toda la vida dudando.

¿Y ustedes que piensan mis amigos?
¿Como podemos dominar nuestro lado oscuro?
¿Se puede avanzar en la vida a pesar de las heridas?

Anuncios

Read Full Post »

En la vida hay personajes e historias que realmente capturan nuestra atención. Seres humanos sinceros, reales e impactantes que supieron cargar con sus heridas, mitigar el dolor de su pasado y utilizarlo efectivamente para dar a luz una pasión increíble por sus sueños, marcando el futuro de sus generaciones. Sobrevivientes de las calles. Guerreros del alma. Héroes de carne y hueso que se salen de las estadísticas y aprenden a luchar contra la adversidad. Kirk Franklin es uno de ellos.
Tengo que reconocer que en lo personal no me considero un gran fan del rap o el hip hop actual. En su tiempo admire a escritores y cantantes que apuntaban al intelecto, sin embargo ahora las líricas de los cantantes “del momento” se encuentran repletas de referencias que ponen en manifiesto su poderío económico, al tiempo que degrada el papel de la mujer en nuestra sociedad, sin embargo tengo que confesar que las canciones de Kirk Franklin realmente han llamado mi atención.

Con una música cargada de sentimientos de lucha y esfuerzo, sus líricas son el reflejo de un ser humano que se ha enfrentado de cara con la vida y ha logrado salir adelante. Su historia -narrada en la canción “Let it go”– es uno de los testimonios más impactantes que he escuchado en mi vida. Su letra es demasiado dura y cruda, sin embargo el mensaje acerca del perdón es insuperable. Tenía ratos de querer subtitularla, y anoche finalmente lo logramos…

El mensaje de esta canción en lo personal es demasiado impactante: Cuando se sufre en esta vida uno puede escoger dos caminos: ser justo lo que esperan que uno haga, o luchar contra la adversidad. Y es que precisamente le comentaba a un amigo en estos días, que uno nunca puede olvidar de donde Dios nos saco, y que día con día lo que hacemos es romper las estadísticas y defraudar a aquellas personas que apuestan en nuestra contra. Por ejemplo, siempre he dicho que para nadie sería una sorpresa si el día de mañana mi persona retornara a las drogas.

Siendo sinceros, de aquellos que me conocieron en mis años bajos, pocos se asombrarían si alguien les contará que mi persona finalmente cedió a las tentaciones, abandonando a su familia y traicionando la causa que guiaba su corazón para internarse en un bunker. Es más, muchos siguen esperando que eso suceda. El patrón dice que por lo vivido en esta vida, deberíamos estar en la parte baja de nuestra sociedad, con un par de hijos que no fueron planeados y una mujer que conocimos en una noche de pasiones, como compañera de nuestras vidas. Sin trabajo, sin estudios y viviendo en el limite de la miseria. Sin embargo la historia no siempre tiene que apegarse a las estadísticas. Son los hechos no las palabras los que marcan la diferencia.

Mi padre es un buen ejemplo de esto. Ayer cumplió cincuenta años de vida y aún a veces es difícil creer que hace 25 años fuera uno de los hijos más complicados de su pueblo. Sin embargo el tiempo pasa y las apuestas nunca se cumplieron. Hoy su historia es completamente diferente al futuro que muchos profetizaban. Es por que eso que siempre digo que somos dueños de nuestro propio destino. Porque con nuestras acciones es que vamos forjando nuestro camino hacia la gloria o el destierro eterno. No basados en lo que diga o piense la gente. Sino en lo que creamos en nuestro mente y corazón.

Al final de cuentas somos nosotros quienes escogemos el camino. Nadie puede hacerlo por nosotros. O somos lo que todos esperan, o salimos luchar contra las estadísticas. Porque de eso se trata la vida: una lucha constante. Una secuencia de batallas, victorias y derrotas que tendran eco en la eternidad. Un lugar donde nadie esta a salvo de las balas y las heridas. Porque para nadie es un secreto que nos toca sufrir en esta vida.

Por eso quien aprende a transformar sus heridas en señales de victoria, aprende a conquistar el mundo. Nosotros podemos ser la excepción a la regla. Los que marcan la diferencia. Porque aunque muchos duden, hay uno que nunca dejará de creer en nosotros. Por eso lucharemos hasta que arranquen la carne de nuestros huesos.

Tags:

Read Full Post »

Nos ha costado montones, pero lo logramos: Regresamos. Han sido días de arduo trabajo y la verdad que no podemos ser desagradecidos. Una avalancha de reuniones y eventos nos han tenido a reventar esta semana que recién termino, sin embargo, no nos quejamos, más bien damos gracias al cielo porque tenemos fuerza, voluntad y coraje para seguir luchando por nuestros sueños. No hay victoria sin batallas y estos días han sido campos de guerra, movidas estratégicas y muchas conquistas.
Por lo que si me siento bastante apenado es porque este Miércoles empezó el 5 Festival de Blogswingers y la agenda no nos dio para publicar el texto que nuestra buena amiga Morfina preparo para nosotros -sin contar que envié el mío por equivocación a otro blog- sin embargo como es peor tarde que nunca, es que procedo a presentarles el excelente material que nuestra compañera de “Morfina en tus venas” nos ha enviado, al tiempo que los invito a visitar y comentar el nuestra amiga escritora del blog “Eterno resplandor de una mente divagante”

Amores que no matan, ni hacen más fuertes
Por la Señorita Morfina

Hace algún tiempo discutía con cierta personita un tema bastante controversial, con muchos puntos a favor, pero no menos puntos en contra: la amistad -real- entre un hombre y una mujer.

Si bien es obvio que yo era quien sostenía firmemente que sí era posible, y que muchas veces crea una relación hasta más sólida, con lazos más fuertes que si de una amistad de un mismo género se tratara, también tenía presente que como punto en contra tenemos que en muchas ocasiones la convivencia nos juega chueco.

Siempre he dicho que el trato juega un papel muy importante en todas las relaciones personales, el hecho de compartir un sinfín de alegrías, tristezas y demás sentimientos y emociones, muchas veces puede llegar a confundirnos en algún momento, eso sin mencionar que la atracción física puede llegar de la manera menos esperada, es algo que va naciendo, día con día, palabra con palabra y ésta, por contradictorio que parezca, suele pasar a ser un básico en esa relación. Se podría decir que es el primer paso para empezar a sentir montones y más montones de mariposas en el estómago.

En lo personal, una de mis principales filosofías es no mezclar sentimientos, tener la cabeza en su lugar y no involucrarme más allá de lo permitido con mis amistades masculinas, cosa que me ha resultado bastante satisfactoria ya que prefiero tener más amigos que odiados ex novios.

No niego que en su momento he llegado a confundirme, he involucrado sentimientos pero no a tal grado como para perder un buen amigo después de una fallida relación de no más de un mes; por ejemplo, recuerdo que cuando era de verdad pequeña, más inocente y mi corazoncito no estaba tan descosido, yo tenía un “mejor amigo” –y hasta la fecha sigue siéndolo- , vivía enfrente de mi casa, íbamos en la misma escuela pero en salones diferentes, aún así nos veíamos diario, ya fuera en el receso o por las tardes en mi casa. Era una amistad muy padre, porque era sin ningún tipo de malicia, compartíamos muchas cosas, desde música, películas, gustos, etcétera.

Desde siempre hemos sido los mejores amigos, él siempre estaba conmigo cuando más y también cuando menos lo necesitaba, siempre tenía las palabras indicadas para el momento adecuado y sus abrazos nunca pudieron ser más oportunos, sabía que soy anti abrazos, sin embargo también sabía cuando de verdad necesitaba uno. Teníamos una conexión especial, porque de igual manera yo siempre estaba atenta a él, creía conocer a la perfección sus gustos, sus debilidades. Reímos y también lloramos juntos muchos días, muchas noches, muchas madrugadas.

Un día, sin darme cuenta, sus abrazos empezaron a hacerme sentir diferente, me ponía nerviosa que nuestras manos se rozaran, y se me subían los colores a la cara cuando nuestras miradas se cruzaban y él insistía en sostenerla. Me conocía tan bien que ya sabía de qué se trataba, y yo también, pero me negaba a creerlo. Él era mi amigo, y los amigos no se enamoran, de verdad me llegó a provocar nauseas el hecho de imaginar que entre él y yo pudiera haber un sentimiento más profundo, porque era por sobre todas las cosas el hermano que nunca tuve, aunque en el fondo estaba conciente de que ningún lazo de sangre nos unía, sólo nuestro compartido amor por la desaparecida Shakira y sus canciones que solíamos corear cada que teníamos oportunidad.

Pasó el tiempo y para mí era un poco difícil e incluso incómodo estar a solas con él, evitaba a toda costa caer en momentos que se prestaran a otra cosa, a otros pensamientos, a otras intenciones. El sentimiento estaba, era cuestión de sacarlo y ser felices, pero yo seguía en la etapa de negación.

El idílico amor que sentía por mi amigo crecía cada día un poquito más, nunca se lo dije a nadie por miedo, vergüenza o las dos cosas juntas, quizás por egoísmo, pero el punto es que jamás externé los escalofríos que sentía cuando él me abrazaba. Siempre culpé al clima y a mis inestables hormonas cuando llegó a descubrirme nerviosa en medio de un abrazo.

Una mañana al despertar algo me dijo: -hoy es el día, dile lo que sientes-, y como siempre suelo hacerle caso a esa voz interna que tenemos las mujeres que llamamos sexto sentido, me levanté dispuesta a hacerlo. Todo el día pensé la mejor manera de hacerlo, no iba a ser una sorpresa para él, o quizás sí, pero yo quería hacerlo especial. Busqué las palabras adecuadas, la manera de decírselas, el momento y sobre todo, tenía que tener listos dos argumentos, ya que había dos posibles respuestas que podía recibir: “yo también te quiero…” o “yo también te quiero… como a una hermana”, en caso de recibir la segunda había pensado en responderle: “¡Feliz día de los inocentes…en Mayo!” o algo por el estilo, en caso de recibir la primera, sinceramente no habría sabido qué contestar.

Llegó la hora de vernos, y entonces yo tenía los nervios de punta y estaba a punto del infarto, debí haber muerto durante al menos un minuto cuando me dijo: – necesito hablar contigo-, por mi cabeza pasaron mil cosas, incluso creí que me ahorraría la vergüenza de decirle lo que tanto había pensado durante el día, le respondí: – yo también…pero tú dime primero.

– Sabes que eres mi mejor amiga, que te quiero mucho, confío mucho en ti, eres sumamente especial, conoces todo de mí y yo de ti…

Y yo, asentía emocionada con la cabeza.

-…hemos pasado muchas cosas juntos y créeme que no cambiaría un solo día, un solo minuto porque todo ha sido de verdad especial…

Mi corazón latía más y más fuerte, podría jurar que lo escuchaban hasta China…

– …y bueno, hoy quiero decirte algo que ha estado pasando, quizás ya te diste cuenta…

Mis ojitos se emocionaron y ya estaba lista para decirle: – Sí, sí… yo también, yo también te amo…

– …soy gay.

No pude responder nada, sólo comprendí muchas cosas: – y yo que creía que amabas a Shakira por sus prolongadas caderas-, pensé. Sonreí y así que me quedé estupefacta varios minutos. Seguía sin creerlo y sin saber qué decirle, hasta que interrumpió mis sagrados pensamientos:

– Amiga, dime que nada va a cambiar…

– No…nada va a cambiar. Nada tiene porqué cambiar.

Y seguía con mi estúpida sonrisa.

– ¿Qué ibas a decirme?

– ¿Eh? Ah sí… iba a preguntarte, quién crees que es más guapo: ¿Fulanito o Sutanito?

– Sutanito.

– Sí, yo también lo creo.

Esa noche pasó a la posteridad, de verdad tardé mucho en reponerme después de haber escuchado semejante confesión, al principio creyó que era porque lo rechazaba por su condición, yo sólo le decía que no, que eran otros rollos los que traía en la cabeza. Meses después le dije lo que pensaba confesarle aquella noche, y fue entonces cuando me dijo:

– Bueno, si no tuviera exactamente los mismos gustos que tú, supongo que hubiéramos vivido algo muy padre.

– ¿Exactamente los mismos gustos? Aléjate de mi novio, enfermo…

Hoy me alegra lo que sucedió esa noche, nuestra amistad se hizo aún más fuerte, no eché a perder nada, descubrí que de verdad me tiene confianza pero, lo más importante de todo: no quedé en vergüenza y por fin tendría a mi lado a alguien que de verdad tuviera sentido de la moda y esas cosas de mujeres. Hoy seguimos siendo felizmente amigos, después de lo sucedido dimos tremendo carpetazo al asunto y como si nada hubiera pasado.

Historias así hay muchas, algunas veces arriesgan y ganan aunque después lo pierdan todo, otras veces pierden y después se dan cuenta que ganaron y otras tantas –y frustrantes- veces…el amigo resulta gay.

Sea cual sea el caso, amor y amistad son sentimientos totalmente diferentes pero tan fácil de confundir, aunque lo que de verdad vale es que a final de cuentas termina siendo cosa de dos.

Agradezco a todos nuestros amigos que nos dejaron sus mensajes de preocupación en Facebook, Twitter y el MSN por nuestra ausencia durante esta semana. De paso también les doy gracias a todos nuestros lectores por sus visitas y comentarios en estos días, no hay forma de retribuirles el apoyo constante, sin embargo no quiero irme sin decirles, de todo corazón: los quiero montones!

Read Full Post »

Hay una pregunta que desde los principios de la creación del hombre ha capturado la atención del ser humano. Una tan antigua como nuestra propia historia y que posiblemente seguirá siendo tema de debate hasta el final de la misma. La que le quitó el sueño a grandes figuras de nuestra historia, y cautivó nuestros pensamientos desde que eramos niños: ¿Si tuvieras la posibilidad de viajar en el tiempo, que harías? ¿A donde viajarías? ¿Futuro o Pasado?
Recuerdo que mi primer contacto con la teoría de viajar en el tiempo fue a través del libro de Charles Dickens, “Un Cuento de Navidad” donde se narra las pericias y desventuras de Ebenezer Scrooge por remendar los errores de su pasado para no morir prematuramente. Aventura que se acrecentó con la llegada de Robert Zemeckis y su celebre película “Back to the future” que en tres producciones nos cuenta como Marty McFly, y el doctor Emmett Brown se enfrentan a las desdichas y emociones de los viajes temporales, gracias al fabuloso DeLorean DMC-12 mientras intentan corregir los acontecimientos que han provocado a lo largo de la historia, y que podrían poner en riesgo el curso natural del mundo que les rodea.

Más tarde llegaría a nuestra vida el celebre videojuego para SNES Chrono Trigger, que a mi parecer es uno de los mejores juegos de todos los tiempos. Su historia gira entorno a un joven que junto a sus amigos intentan detener la destrucción de la raza humana viajando a través del tiempo, desvelando una de las historias y tramas más complejas que se hayan creado para una juego.

Finalmente llegaría a mis manos la adaptación de la obra maestra de Herbert George Wells “La Máquina del tiempo”, que dirigido por Simon Wells (bisnieto del escritor) y que nos narra como la frustraciones del inventor Alexander Hartdegen de perder a su novia en un asalto, lo lleva a desarrollar la idea de construir una maquina del tiempo que le permita impedir la muerte de su amada, sin lograrlo finalmente y dandose cuenta de que sus acciones le llevan alterar cada acontecimiento en que este relacionado (ver video adjunto).

En lo personal, no soy muy fanático de la estadísticas, empero fue muy interesante ver en estos días que una encuesta realizada en internet que mostró que 10 de cada 15 personas prefieren viajar al pasado que al futuro por razones tan diversas como sus respuestas, sin embargo la mayoría señaló en sus motivos personales el poder cambiar algún hecho del pasado que le causo una gran desilusión o un profundo dolor.

Es ahí donde nace la pregunta: ¿Que pasaría si pudiéramos viajar al pasado para corregir nuestros errores? y también el inevitable cuestionamiento ¿Cuantas veces nos hemos preguntado esto? ¿Cuanto daríamos por corregir una centésima de tiempo, un espacio o acto de nuestro entorno, el cual hubiéramos soñado que sucediera, o más bien anhelado que nunca ocurriera?

Y es precisamente lo que me gustaría compartir con ustedes en este día. Si pudieras viajar al pasado, ¿cambiarías algo de la historia si tuvieses la oportunidad? ¿Corregirías tus errores? ¿O más bien te gustaría viajar al futuro y saber qué será de tu vida en unos años?

Gracias por sus comentarios. Será un placer leer sus impresiones.

Tags:

Read Full Post »

Hoy, al ser las 8 de la noche, el fútbol tico será participe de una jornada grandiosa como nunca antes se haya vivido en su historia, o nuevamente le recetara un golpe certero y mortal a la confianza y la fe de todo un país que sueña con volver asistir a una Copa del Mundo. Cuatro años de sufrimiento, alegrías, llanto y risas se definen en duro y amargo repechaje de 180 minutos. No hay más allá. Es el todo o nada. Esta noche contra Uruguay quemamos el último cartucho que nos queda por disparar en la búsqueda del sueño mundialista.

Costa Rica debe salir esta noche con todo. Toda la carne tiene que estar puesta en el asador, para eso debe combinar su fuerte deseo de vivir con la despreocupación por un fatídico deceso. No se puede guardar nada. La garra y el coraje pueden ser valuartes en esta hazaña. A su lado tendrá más de 4 millones de ticos corriendo a su lado. Ticos que no pueden decir que no viven del futbol porque ya es parte de ellos. Compañeros de colegio que soñaron con llegar a un mundial y nunca pasaronde canchas abiertas. Gente con talento que se quedo a mitad del camino. Por eso, como decía aquel celebre anuncio de CTI es que hoy pedimos “Haganlo por ellos, por los que nunca llegaron”

Soy sincero en mencionar que mi fe por el equipo no ha estado en su punto más alto, que muchas veces he deseado mandarlos al carajo, pero hoy no podemos fallarle. Hoy no podemos darle la espalda. Hoy tenemos que estar con ellos, porque como decía aquel papelito que encontré una vez en el cajón de mi viejo escritorio:

“El fútbol corre por nuestra sangre, parecemos locos ¿y cual es el problema? ¡Nos gusta! Nos gusta sufrir aunque en el momento digamos que no, nacimos para esto, sino seriamos alemanes, con todo el respeto. Sabemos nuestras limitaciones pero igual soñamos ¿y que hay de malo con eso?

La historia la escriben los valientes. Por eso en cada pase, en cada aliento, en cada gol, en cada infarto, estamos ahí, siempre, como enamorados tras una mínima ilusión… esas mínimas ilusiones que se suman a otras y poco a poco se van convirtiendo en historia, transformando en leyenda, por ahí vamos, es lo que buscamos. Hacer historia. Tenemos las ganas. Tenemos la fuerza y coraje. ¿Quién nos puede parar? Somos ticos y vamos a ganar…”

pd. A Glory, Vale, y Majo que me contagiaron anoche de tanto optimismo…

Actualización: Partido de Costa Rica vs Uruguay en vivo. Transmite Teletica Deportes. Livestream. http://tinyurl.com/yag92br Partido inicia a las 8 de la noche hora local, a esa hora empieza la transmición.

Tags:

Read Full Post »

Todos hemos escuchado hablar de él. Algunos testifican de su existencia. La mayoría de las personas ya no cree en ello. En un momento eres una persona que camina por la calle de la vida sin preocupaciones, sin dificultades algunas y de repente, sin poder esperarlo, mucho menos advertirlo, tu vida cambia en fracciones de segundo.
Una flecha se clava en las profundidades de tu corazón y el mundo cambia para siempre. No puedes explicarlo, pero lo sabes. Nunca nada vuelve a ser igual. Te dejaste atrapar por sus redes. No existen las razones, no valen los porque. Un temblor aparece en tu voz. La sensación de que tu vida no esta completa, y que ha encontrado lo que necesitaba para estarlo, llena cada milímetro de tu pensamiento. Tus palabras se convierten en susurro y un pequeño agujero se abre en tu corazón. Las nubes que cubrían tu horizonte se van lentamente, y te dejas cuenta del gran misterio que ha sucedido. No pudiste evitarlo, no pudiste preveerlo: Te has enamorado.

Actualización: Les agrego este hermoso cortometraje realizado por Taron Lexton, y protagonizado por Bodhi Elfman y Beth Riesgraf acerca del tema. Una gran recomendación para esta semana que nos ha llegado cortesía de nuestro buen amigo Joseth Gamboa, que nos cae de perlas para complementar este post. Gracias por el dato bro, el video esta demasiado genial!!

Read Full Post »

Estaba muy pequeño para recordarlo tan claro como lo hace mi padre. En su top cinco de recuerdos durante los ochenta, posiblemente este es uno de los que ocupe los lugares principales. ¿Como olvidar un evento que alteraría para siempre el curso de la humanidad?
Fue un día como hoy que gracias a una información errónea, un movimiento activista, o un sentimiento más fuerte que cualquier régimen, según quiera verse, puso fin a casi más de 30 años de separación obligada entre los dos estados que componían Alemania, cuando al ser las 10 de la noche del 9 de noviembre de 1989, se abrió por primera vez el paso libre al este y el oeste de Bornholmerstrasse. La caída del muro (uno de sus símbolos más importantes de la URSS) fue el el principio del fin para la Unión Soviética.

Sin embargo 20 años han pasado y seguimos en tiempos de cambios. Celebramos la caída de un régimen pero vemos con paciencia la permanencia de los presentes. Cientos de periodistas alrededor del mundo han sido encarcelados por comunicar la verdad, mientras que decenas de escritores y reporteros han fallecido en la ultima década por arrojar un rayo de luz en la oscuridad de sus gobiernos o sistemas políticos. Bagdag, Israel, Jerusalem, Corea del Norte y Corea del Sur son algunos de los casos más conocidos donde la indiferencia hacia sus hermanos sigue siendo la nota alta en cada esquina de su región.

Hemos derribado barreras físicas pero quedan muchas mentales. Latinoamerica no es la excepción a la regla. Muros y barreras asesinas en cada frontera son el menor de nuestros males. La indiferencia y el menosprecio siguen siendo quizás las enfermedades más importantes en nuestro entorno. Discriminación racial, homofobía, y despreocupación social son parte de nuestro pan diario. Esperar que un familiar este enfermo de muerte para decirle cuanto lo apreciamos es parte de ello.

Hace unos días un amigo de la familia tuvo un paro cardiaco. Fue triste ver como algunos de sus hijos esperaron hasta ese momento para pedir perdón por sus fallos. Todos y cada uno de ellos lamentando el tiempo que no compartieron, o las estupideces por las que discutieron. Y es ahí donde nace la pregunta ¿Cuál es la necesidad de dejar todo para el último suspiro? ¿Porque esperar hasta el final para decir lo que hemos sentido siempre? No es más fácil abrir el corazón y expresar lo que llevamos por dentro, que llenarnos de silencio, y despreciar a quienes más queremos.

No esperemos a que llegue la última hora.
Seamos parte del cambio.

Tags:

Post relacionados

Read Full Post »

Older Posts »