Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 diciembre 2009

Los días pasan y no lo hacen en vano. El 2009 empieza a realizar sus maletas de viajero y preparar el itinerario de destinos turísticos que se encontrará mientras realiza su viaje hacia los libros de historia. Mucho le han hablado de ellos. Sus mejores amigos -2008 y 2007- cuentan maravillas de la casa de retiro que han comprado a las orillas del lago que divide los cánones del tiempo. “No creerás la vista que hemos conseguido” escriben con frecuencia en sus cartas y tarjetas festivas.

Pocos días faltan para que se acabe que mi turno, se repite con frecuencia 2009, cada vez que entra al Hospital del Tiempo a visitar a ese par de padres jóvenes y presurosos, que ahora cuentan las horas para recibir al que será el relevo. Han sido días complicados, pero que no puede quejarse de las bendiciones que ha recibido. ¿Consejos para el pequeño? “Ser paciente, amar sin medida y disfrutar cada segundo como si fuera el último, porque un día estas acá, y mañana no sabes donde estarás”

Así es mis amigos. Se nos va el año. Un gran año si me permiten decirlo. Doce meses llenos de alegría, llantos y sonrisas. Momentos dificiles que nos dejaron profundas lecciones y experencias que superaron por mucho las expectativas. Grandes cosas han pasado en nuestro alrededor, que nos han hecho crecer y madurar, por eso -de la misma manera que lo hicimos el año pasado– hoy agradecemos a Dios por los que fueron los mejores momentos de nuestra vida.


10 cosas que nos dejo el año que termina


*La aprobación de nuestro buque estrella: Cuando Jon Dahlager me comentó hace un par de años la posibilidad de formar parte de un proyecto internacional que permitiera la apertura de más de 1300 centros de especialización juvenil en toda América Latina, dije “Eso es una locura, sin embargo, aún así quiero formar parte de ella”.

Este año, tras casi más de 9 meses de trabajo continuo, sacrificios, y esfuerzos extraordinarios que significaron un par de viajes fuera del país, fue posible ver esta pequeña gran locura hecha realidad. La experiencia fue semejante a traer un hijo. Gracias Jon, José, David, Dan, por la oportunidad de formar parte de este acontecimiento historico, fue un placer trabajar con ustedes.


*El Primer Lugar en el certamen literario: Este fue quizás uno de los momentos más destacados del año en el ámbito personal. Ganar premios en la red es hermoso y súper interesante, pero pocas cosas se comparan como ser galardonado por escritores de tu propia tierra, por una obra que sale del fruto de tus manos. Eso nos paso este año cuando pudimos alzarnos con el Primer Lugar en el I Edición del Certamen Literario de Novela Corta de Misterio que organizó la ULACIT. Mi agradecimiento sigue en pie para todos aquellos que nos acompañaron en esta gran travesía.


*Volver a creer en el amor: Quienes nos han seguido en esto, saben que no ha sido un año fácil para los asuntos del corazón. Sin embargo mi padre decía que quienes aman a Dios todas las cosas ayudan a bien, y este fin de año hemos sido testigos de ello. Aunque aún es muy pronto para hacer planes oficiales, siempre es valido soñar. Porque justo cuando menos lo esperábamos, en medio de las tormentas y las dificultades, “él de arriba” -como decía mi abuelita- nos envía un regalo que viene a confirmar aquellas frases escritas en nuestro interior: Tú corazón es libre, ten el valor de hacerle caso. Gracias preciosa por ese hermoso regalo, por tener paciencia y confiar en tus instintos…

*Los Proyectos HIMAD: Este año también ha sido una época de grandes cambios y esfuerzos en lo laboral, sin embargo cada uno de ellos han dado hermosos frutos. Desde el primer HP Plus en Septiembre de este año, pasando por los preparativos de nuestro décimo aniversario, hasta la regionalización de cada uno de nuestros proyectos, han sido tiempos de gran alegría que nos han llevado al cumulo de las mejores experiencias y un gran crecimiento personal que no tiene precio. Gracias amigos por la confianza.


*Superar el cierre del blog: Sin mensajes, sin correos, sin advertencias, un 30 de Mayo del presente año, así de la nada WordPress nos saco de la red. La frustración nos embargo durante doce horas, sin embargo lo que pudo convertirse en una enorme desgracia para nuestras aspiraciones personales, fue quizás una de las experiencias más provechosas que hemos vivido en la vida, ya que no solo nos ayudo a profundizar en nuestros escritos, sino también madurar en lo personal, ampliar nuestras pasiones y hasta abrir uno de los blogs más divertidos e interesantes en lo que hemos participado: Retro Music FM.

*Regresar a Cuba: Volver a la Habana fue como visitar el barrio en que te criaste desde niño. Muchas experiencias vividas en tan pocos días. Sinceramente no alcanzan las palabras para expresar la enorme alegría de poder cumplir la promesa que hicimos en Julio del año pasado: regresar. Cosa que haremos nuevamente el próximo año. Porque como dijo nuestro amigo Derys, “Existen personas que sueñan con hacer la diferencia, mientras que otros se mantienen despiertos y la hacen realidad”. Amigos. Volveremos.


*Las puertas que se han abierto: No solo en lo personal, sino también en lo familiar y laboral, hemos visto como puertas que hasta hace un tiempo estaban años luz, se han abierto gracias a las plegarias, el esfuerzo y el trabajo. Oportunidades que el año que viene no podemos dejar pasar con el fin de seguir creciendo y madurando. La posibilidad de escribir en sitios como CELAD Juvenil, Web del Hombre, formar parte de la nueva Comisión Nacional de Jóvenes o seguir trabajando en un par de proyectos financieros y literarios que luego comentaremos…


*Reencontrarme con viejos amigos: Siempre he creído que los seres humanos sin nuestros amigos y familia no somos nada, y año tras año lo confirmo. Su apoyo y compañía a lo largo de todo este tiempo han sido un gran aliciente para seguir luchando día con día. Porque como dije una vez, aunque el diccionario define la palabra amistad, ustedes son los que realmente le dan vida. Gracias amigos por todo lo que hacen.


*Nuestros compañeros de batalla: Este año tuvimos la oportunidad de formar parte de la comunidad Ticoblogger, que no solo me abrió la puertas a un espacio de grandes escritores costarricenses que no conocía, sino también que a través de sus fiestas, reuniones y conversaciones, pude conocer personalmente a grandes amigos como lo son Chamu, Amorexia, Cañizales, Heidy, Julio Cordoba, H3dicho, Tommy Alfaro, Moradita, Tita Bora, Edwin, Kagosa, La Malvada, Don Ale, Conoche, y Ticovago que me han acompañado en este hermoso camino. Además de la gran cantidad de amigos y lectores que gracias a festivales como Blog Swingers hemos podido hacer (ver lista aquí) compañeros y compañeras de batalla, que de no ser por su apoyo y esfuerzo, quizás hoy no estaríamos acá. De corazón: Gracias!

*Consolidación personal: Creo sin temor a equivocarme que este ha sido uno de los mejores años de mi vida. No solo por los buenos momentos, sino más bien porque a pesar de las dificultades logramos salir adelante. Hemos sufrido como nunca, la vida nos golpeo fuertemente con situaciones que dolieron en el alma y que nos pusieron “pecho e tierra”, sin embargo, y a pesar de que muchos nos dieron por muertos, sobrevivimos. De pie, con el corazón al viento, porque podrán cortarnos los pies, pero no el camino por donde hemos de andar, seguimos adelante…

Un año que termina. Una década que finaliza. Contra todos los pronósticos. 10 años después. Acá estamos. La esencia sigue intacta.
Por eso quiero terminar este año como tiene que ser. Dandole gracias aquel que pone el fuego en nuestro interior para salir a luchar día con día, a quien nos sigue haciendo creer que el mundo es un buen lugar por que vale la pena luchar. Por todo. Gracias Señor.


Gracias Señor. Por todo cuanto me diste en el año que termina. Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste. Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti. Gracias por haberme conservado la vida, y por haberme dado techo, abrigo y sustento. Derrama Señor, tus gracias sobre todos los que amo y concede tu paz al mundo entero. Así sea.


A ustedes amigos que nos leen, también les doy las gracias. Por el tiempo compartido, por cada lectura, por cada comentario, por cada visita. No hay forma de pagarlo, tan solo tengo las gracias y mis mejores deseos para cada uno de ustedes, por eso, desde este pequeño Rincón de un Escritor, le pido a Dios que les conceda días de alegría y enorme regocijo. De corazón: Felices fiestas!

Buenas noches 2009…
Buenos días 2010…

Post relacionados:

Anuncios

Read Full Post »

Hay una palabra que describe la noche en que Él vino: común. El cielo era común, las ovejas eran corrientes y los pastores simples campesinos. A lo mucho quizás un par de diamantes que relucían en el terciopelo oscuro. Una noche llena de personas sinceras, sencillas, y comunes. Un día que pudo pasar desapercibido, de no ser porque a Dios se le antojo agregar un detalle que nunca podrá ser olvidado. Lo que el hombre no pudo imaginar, Él se atreve hacerlo realidad.

El cielo estalla, los árboles irrumpen en claridad y las ovejas enmudecen. A lo lejos un pastor observa incrédulo y se restrega sus ojos para saber si esta soñando o se trata de una hermosa realidad. De un momento a otro, la noche pasa de lo ordinario a lo extraordinario. El anuncio llega a los pastores. El mesías se encuentra en un pesebre. Un lugar pequeño, frío y maloliente.

Nada sobresale en la escena. El piso es duro y la paja escasa. El establo apeta a excremento. Nada sobresale excepto la joven que sostiene la criatura entre sus brazos. El dolor del parto se ha alejado de su rostro. Su mirada se pierde ahora en la de su pequeño. El niño parece cualquier cosa menos un rey. Tiene la cara roja y arrugada. Depende completamente de la joven para subsistir. Ella toca el rostro del Dios hecho hombre. Haz venido desde muy lejos, piensa posiblemente en sus adentros.

¿Por qué lo hizo? Es la pregunta del millón. Cambiar su castillo por un establo. La alabanza de miles de ángeles por la compañía de asesinos. Pasar de sostener el universo en la palma de su mano, para trabajar y dormir entre los hombres. De sostener las estrellas, a depender del cuidado de sus padres. De vivir la comodidad de lo eterno, a dar su vida por los seres que había creado. ¿Por qué? Es la pregunta que en estas fechas de carreras y regalos obviamos. Por amor.

Fue el amor hacia su creación lo que le hizo abandonar la eternidad, para ser confinando en un pequeño espacio temporal en medio de la humanidad. No tenía porque. Pudo haberse negado. Como dice Max Lucado, en cualquier punto del camino pudo haberse echado a atrás. Cuando vio lo viles que eran los seres que había creado pudo cancelar su misión. La forma en que tomaban en vano su nombre. Los hombres maldiciendo a su Padre por las cosechas, los mujeres traicionando a sus maridos o personas negando lo que por años había creído, el Mesías -nuestro salvador- pudo haberse rendido. Pero no lo hizo. ¿Porque? Todo por amor.

La clave se encuentra en 28 palabras que forman un desfile de esperanza para los que estamos vivos. Una declaración que empieza en Dios y finaliza en la vida. Tan sencillo que puede escribirse en un pequeño pedazo de papel, pero con tanto significado que pudo cambiar para siempre la historia de la humanidad. Palabras que podemos tomar o desechar, pero que no cambian el efecto del maravilloso acontecimiento que recordamos esta noche. La noche donde lo común se convirtió en extraordinario:

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su único hijo, para todo aquel que en él crea, no se pierda, sino que tenga vida eterna – Juan 3:16.

Gracias por todos sus comentarios, por estar siempre a nuestro lado.
Felices fiestas mis amigos!

Read Full Post »

Es extraño, pero después de tanto tiempo, no se como empezar un post. No porque no tengamos que decir, sino que hay tanto que no nos alcanzan las palabras para hacerlo. Y es que después de mucho meditar, no existe forma de expresar el agradecimiento que existe en mis adentros, que no sea un fuerte y sincero “Gracias”.

Sinceramente jamás nos paso por la mente llegar hasta este momento. 600 articulos publicados. ¿Quien lo hubiera imaginado?. Sin embargo acá estamos, 1 año y siete meses después, sin podernoslo aún creer. El tiempo pasada demasiado rápido y cada día disfruto más esto de enlazarme a un teclado y exponer mis pensamientos, y leer sus comentarios. Los números y estadisticas ya no nos interesan, la compañia de nuestros amigos en este camino hacia la gloria y el fracaso son lo unico que realmente nos importa.


Los que me conocen, saben que no me gusta el autobombo, pero no puedo dejar pasar este momento. ¿De que le sirve al hombre alcanzar el mundo, si pierde las personas que más quiere?. Sin ustedes no seríamos nada. Sus comentarios día a día, por más largos o pequeños que sean, son una gran aliciente para continuar con nuestra mayor pasión: escribir. No quiero sonar trillado, pero me siento súper agradecido con Dios por las personas que me he encontrado en este maravilloso viaje que llamamos vida, por todos y cada uno de los compañeros y compañeras de batalla que han estado con nosotros desde el principio, a los que se nos han unido en camino, es quiero dedicar este espacio.

A todos y cada uno de ustedes. Gracias. Por acompañarme, entenderme y soportarme. Por arriesgarse publicamente a seguirnos, leernos y comentarnos. Para ustedes va todo mi aprecio, cariño y este humilde reconocimiento: (click en la imagen)

Sket2cr, Iván, Xinia Corrales, Freeman S. Kennedy, Joha, Adri, David Castillo, LB, Ada Madrina, Garganta Ardiente, Duckster316, Eledoy, Media Naranjita, Klebcr, Venus CR, Anyelyt, Zully, Simón Salmón, Sotela, La Vida en Rojo, Seasmae, Elina, HeiAjs, Le Chat Rose, Srta. Mueganita, SuperKT, Joseth Gamboa, PaoValdiviesio, Malquerida, Ely, San, Karla Alejandra, Nathy, G3ber, Winso1983, Head, Rakel, Heidy, Maria Jose Medina.

A nuestros amigos Un sobrio creativo, Pettylux, Pan, YassMir, D’Artagnan, Conoche, Estebansg7, Ameyal, Pytha, Angie C, Chancho chingo, Rafael, Ivan-manudo, Carito Dolz, El Belo, Floryperiodista, Bodard, Prometeo, Diana, Penny Lane, Común, La caperucita que se comio el lobo, JGM, Arwen, Sakura Ai, Nohelia Hidalgo, Only Me, Prozac-radio, Mario-ergosum, Italomamarracho, Ave de estinfalo, Ruth L. Acosta, Brisandrea, DaMarcus, Catalina, Abril, Natalia Astuácas, Palas, LaKumodeMarce, Arkasi, Luks, La Morada, Ka-tica, Mimi, Chavescasanova, Dianita, Xochil, Cherry Bloosom, Ari, Susana, Princess Bella, Rurro, Rasho9393, Nalaroch, Abiyael, Miriamcoll24, Wolverine, Antonio Chamu, Lala (Z), El Mae del Bajo, Anita, Ely, Javier, Andrés, Alvaro, ticopander, KagosaVampire, Francisca, MixiFabi, Alma Rosa, Tommy Alfaro, Pablo Mariosa.

A lo que nos siguen en Twitter, a los que nos leen en Facebook. Gracias. A todos y cada uno de ustedes. Gracias infinitas. A los que estan aquí, a los que estan allá. A los que conozco y a los que no. Gracias por acompañarme, leerme y soportarme. Son un verdadero tesoro para mi vida. Por cada uno de sus correos, aportes y comentarios, prometemos seguir trabajando para continuar haciendolo interesante. La vida nunca será suficiente para conocerlos a todos, sin embargo compartir nuestras vidas, disfrutar de lo que hacemos, es de las cosas más grandiosas que me han sucedido en todo este tiempo.

Somos lo que somos gracias a ustedes. ¿Es este el final? Jamás. Tenemos muchisimas cosas que contar. Seguimos soñando. Seguimos creyendo. El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar. Por eso, no me canso de decirlo: Gracias amigos. Nos seguimos leyendo. Un enorme abrazo!

pd. Felices fiestas!

Articulos relacionados:

Read Full Post »

El viento azota sobre la casa. Agendas, reuniones, citas, metas, problemas, trabajos, lugares, carreras, estudios, parejas, amigos, compañeros. Algunos seres humanos somos activos por naturaleza, sobre todo en estas fechas, nos gusta estar haciendo algo todo el tiempo. Sin embargo a veces, solo a veces, la acción, el movimiento y el trabajo nos llevan al mismo punto del camino. Damos vueltas en círculos y terminamos el día justo donde empezamos. Es ahí cuando debemos pensar en que es necesario hacer un alto en nuestra agenda, mirar hacia el cielo y disfrutar el hermoso ambiente que nos rodea.
El canto de las aves, una flor abriéndose al mundo, la sonrisa de un niño, el beso de un ser querido. Pequeños detalles que al sumarse en nuestra vida, hacen maravillosa nuestra existencia. Sin embargo en fechas donde los seres humanos parecemos pequeñas hormigas corriendo de un lado a otro, buscando regalos que no duraran un mes, hemos perdido el verdadero significado, no de unas fechas, sino de lo más importante que nos rodea en la vida. La esencia de nuestra mundo. Los pequeños detalles. La importancia de lo que viene y se va, pero lo que realmente prevalece es lo que construimos a nuestro alrededor.

Es triste ver en nuestra sociedad como hay personas que esperan toda su vida la oportunidad de realizar un acto heroico, para demostrar el amor que tienen por alguien, dejando de lado esas grandiosas oportunidades que nos da la vida de marcar diferencias con nuestras acciones. No se trata de esperar a tener que donar un riñón para decirle a ese alguien especial, lo que estamos dispuesto a hacer por él. La vida no consiste en realizar grandes sacrificios que pronto son lanzados al olvido. Transcender no se trata de escribir nuestro nombre en los grandes libros de historia, sino dejar notas personales en los cuadernos de quienes nos acompañan día a día, en nuestro camino hacia la gloria.

Creo firmemente que la verdadera felicidad no esta en lo que podamos lograr, sino en las personas que nos han acompañado toda una vida. El trabajo, los estudios, las riquezas, la fama o la gloria, no nos acompañaran en nuestros momentos más bajos. Es nuestra familia, y las personas que nos rodean quienes nos acompañaran en nuestros días más difíciles. Y no quiero sonar conformista con esto, porque siempre he dicho que es vital tener metas y luchar por nuestros sueños, pero seamos sinceros, ¿de que le sirve a un hombre conquistar el mundo, si pierde a sus seres queridos? La vida es equilibrio, de lo contrario, ¿de que vale una estatua, un trofeo, una medalla, o un monumento, si no tenemos con quien compartirlo?

Por ejemplo, si hoy nos preguntaran, ¿Quien fue el ganador del Oscar a la mejor película en el 2007? Pocos recordarían cual película salió premiada (No country for the old men para los más curiosos) y es que si nos ponemos a pensar, si alguien nos consultará acerca en quien fue último Premio Nobel de la Literatura, el representante del récord de salto en trocha, o el equipo ganador del Mundial de 1974 – a no ser que seamos expertos en la materia- tendriamos que reconocer los seres humanos olvidamos los logros y records muy rápido.

Sin embargo, si alguien nos preguntara cual es el nombre de nuestro mejor amigo, la pareja con quien compartimos los domingos, o que mencionemos un ser querido que hizo algo especial por nosotros, su nombre lo recordaríamos en seguida. Sin titubeos. Sin dudas. ¿Porque? Porque la gente no recuerda nombres, recuerda acciones, gestos, emociones. La tarjeta de cumpleaños, la llamada de buenos días, la cena de aniversario son las cosas que quedan atesorados para siempre en nuestra memoria. Detalles que hacen que un día común y corriente valga la pena. Acciones que transforman situaciones ordinarias en recuerdos inolvidables.

Mi abuelo decía que los que más lloran en los funerales, son los que nunca dijeron lo que sintieron. Creo que tenía razón. Por eso es que me hoy me pregunto ¿para que esperar entonces hasta el último momento? Una flor, una carta, una llamada telefónica, nunca están de más. Una palabra de aliento, el café con ese amigo (a) que tenemos tanto tiempo de no ver, el abrazo cariñoso de un ser querido, no tienen precio. Quizás la flor se marchite y las palabras se las lleve el viento, pero el recuerdo en nuestros corazones nunca podrá ser borrado por el paso del tiempo.

Descansemos, disfrutemos, amemos, vivamos. Lo más trágico que hay en este mundo, no es morir, sino nunca haberse animado a vivir. No esperemos hasta el último momento. En estas fechas de tanto ajetreo, hagamos un alto en el camino. No dejemos pasar nunca la oportunidad decirle a alguien: Te quiero. Recordamos que en la vida no hay detalles pequeños, sino solamente las cosas que se hicieron, o aquellas que nunca se cumplieron.

No permitamos que el afecto de quienes nos aman con mente y corazón se muera. Esa llamada telefónica, ese abrazo, ese papelito, llegaran justo a tiempo. Al final de cuentas, los pequeños detalles, son los que marcan las grandes diferencias. Por eso amigos, yo desde acá les deseo lo mejor en estos días, y les agradezco por cada visita y comentario que han hecho. Estoy eternamente agradecido por tenerlos a nuestro lado. Se les quiere montones.

Read Full Post »

No es fácil creer cuando nadie más cree. No es sencillo mantener la mirada arriba cuando sientes que todo cae sobre tu cabeza. No es fácil decirle a los demás “sigue nadando” cuando tú sientes que te estás hundiendo. Pero alguien tiene que hacerlo. Alguien tiene que sacar de lo más profundo de su interior las palabras de aliento e impulsar a los demás a seguir luchando.

Es lo que hacen los verdaderos hombres. Cargar con sus problemas, recibir el golpe y seguir adelante. Es la diferencia que existe entre el soldado que recibe una medalla al valor y aquel que nunca regreso a casa. Es la realidad que separa las personas que logran algo en esta vida, y los que se quedan con las ganas: luchar.

Siempre he creído que lo fácil no forma el carácter. Para nadie es un secreto que la vida no son atardeceres y jardines llenos de rosas. El mundo es lugar sucio, duro, y despiadado que está a la espera de ser conquistado. Ernest Hemingway lo dijo una vez “El Mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar”. Hoy más que nunca creo en eso. Vale la pena luchar por lo que vale la pena tener.

Cuando la adversidad viene no podemos darnos por vencidos. Rendirse ante los problemas es demasiado sencillo. Lo he dicho mil veces. Los valientes no huyen cuando la batalla aprieta. Los valientes permanecen en la línea de combate hasta el final. Mueran o no. Pelean hasta el final por aquello que creen que es correcto. Son los mismos que pasados los años, cuentan la historia a las nuevas generaciones de como salieron adelante cuando nadie más creyó que fuera posible. Son los mismos que cuentan como cuando todo se puso contra ellos, lograron alcanzar la victoria.

Nadie dice que será fácil. Será una dura y larga batalla llena de golpes y caídas. Habrán heridas. Muchas quizás. Pero tarde o temprano el sol volverá aparecer entre las montañas y la victoria llegará. ¿Cómo lo sé? Porque lo he visto en el horizonte. Puedo sentir su calor. Es la esperanza de un nuevo día. Porque por más oscura que se ponga la noche, el amanecer se encuentra cada vez más cerca.

Muchos te dirán que será imposible lograrlo. Que no te hagas falsas esperanza. Pero como dijo una vez Barack Obama “Si algo se ha demostrado a través de la historia de la humanidad, es que no hay nada falso en la esperanza”. Cuando la situación se ponga cuesta arriba, y el agua llegue hasta el cuello. Recuerda que en esta vida solo hay dos tipos de personas. Los que pierden todo lo que tienen, y los que nunca dejan de luchar. Cada quien escoge su papel en esta obra. Los que escriben su historia y los que nunca llegaron a ser conocidos. Los que se ocultaron ante la oscuridad, o los que resistieron hasta la llegada de un nuevo amanecer.

Somos arquitectos de nuestro propio destino. Amigo, amiga que estas leyendo esto, quizás no te conozco, quizás no me conoces, pero te lo digo desde lo más profundo del corazón: No te rindas. Por favor. No te rindas. Cualquiera se puede quebrar menos tú. Sigue luchando, sigue soñando, sigue creyendo. El amanecer esta cerca. Tenlo por seguro. Pase lo que pase. El sol brillará mañana. Y con él vendrá un nuevo amanecer, y con este un nuevo día. Un día lleno de victorias, felicidades y alegrías. Porque por cada lágrima que hayas derramado en este 2009, recogerás con alegría en los tiempos que vienen.

Confía. Sueña. Cree. El sol brillará mañana...

Read Full Post »

Dulce locura. Gloriosa tristeza. Pasiones secretas. Sensaciones que nos impulsan a volar de este frío y oscuro cuarto de hotel, hacia el infinito que ambos hemos soñado. Recuerdos que se filtran en nuestras venas. Emociones que penetran en las profundidades de nuestro corazón. Un mar de amores, vida y existencia.

A veces desearía mentirte de la misma manera en que lo hago al viento. Mirarte a la cara y decirte que mi alma no te extraña cada día que se levanta. Pero no puedo. Y es que, ¿a quien quiero engañar? Soy como un adicto. A tu cuerpo, a tus besos, a tu piel. He intentado ocultarlo, pero, ¿como lograrlo?, si cada parte de mi cuerpo grita tu nombre en lo alto y en silencio al mismo tiempo. Mi corazón te extraña y necesita como el poeta necesita el dolor y el papel añora la mano del escritor.

Cuando estoy a tu lado siento como que estoy vivo por primera vez, me paro en lo alto y recuerdo que soy lo suficientemente fuerte, para tomar estos sueños y hacerlos míos. Porque aún cuando llueva sobre nuestras cabezas, una sola de tus caricias, puede calmar la más terrible y fría noche de tormentas. Por eso es que en tus manos he decidido encontrar mi camino, ¿y como no hacerlo?, si es a gracias a ellas, que hoy arden los cielos en mi interior…

Read Full Post »

El paso del tiempo se detiene. El aire se vuelve espeso. Nadie puede creerlo. El sol y las estrellas entorpecen su marcha impetuosa para observar lo que sucede. Nadie se lo esperaba. Pero esta pasando. Justo en el momento necesario. Cuando las esperanzas estaban perdidas, cuando todos daban la batalla por perdida. Finalmente ha sucedido. Alguien se ha atrevido hacerle frente.
Después de 39 días de insultos, miedo y desgracia, finalmente alguien a tenido el valor suficiente para tomar su espada y luchar contra él. Durante 39 días el ejercito -aquel que había ganado grandes batallas- se encuentra ahora escondido en un rincón, comentando entre ellos el tamaño de la gran bestia que les acecha. ¿Han visto su espada? Se preguntan los unos a los otros. ¿Han visto su lanza? Murmuran al fondo ¿Cuál lanza? ¿Han visto su estatura? Solo su tamaño atemoriza. Podría atravesar a mil hombres de nuestro ejercito si se decidiera a lanzarla.

Héroes de batalla. Leyendas de guerra. Le temen. Con cada partícula de su cuerpo. Todos y cada uno de ellos. Tanto que no pueden pensar en nada más. El Rey ofrece como esposa a su hija a quien se atreva a pelear contra la bestia. Se puede leer en los titulares del momento: “El Rey regala a su hija”. Medio reino iba en la oferta. Pero tienen tanto miedo que no se atreven siquiera a pelear. Nadie lo hace. Tienen tanto pavor a caer de nuevo que esperan que alguien más lo haga.

Mientras tanto la bestia se pasea de un lado a otro del pequeño pueblo “¿Habrá uno? ¿Uno solo de ustedes que se atreva a pelear contra mi?” sin escuchar respuesta de parte de sus enemigos. Nadie quiere hacerlo. No hay amor por su pueblo, por su gente o por su propia familia. El pueblo se pasa la pelota. Los veteranos le dicen a los jóvenes “Vayan, ustedes son ágiles y fuertes” y estos responden “Lo somos, pero nos falta la experiencia que ustedes tienen”

Y aquí es donde viene la pregunta del millón ¿Había usado la bestia su espada? ¿Había atravesado acaso a uno solo de ellos con su lanza? No. La única arma que había utilizado la bestia es la misma que nuestro enemigo interno emplea cada día con nosotros: el poder de convencimiento. Esa voz que te habla cuando estas solos. En tus momentos de tristeza y de tensión. Mirate. Nadie te quiere. No puedes lograrlo. No tienes lugar. Solo vives para sufrir”. Quitemonos la máscara. ¿Alguna vez te ha sentido así?.

Ese rincón al que tu enemigo te ha enviado diciendo: “Ni le hagas. No vas a poder conmigo. De cierto haré pedazos tu carne y le daré de comer a las aves del cielo”. Me refiero a esos momentos. Cuando no tienes que fingir a nadie quien eres. Cuando no tienes que demostrarle a nadie que eres fuerte, porque en el fondo estas desecho. Esos momentos en que tirado detrás de la puerta y dices “Dios mío si no haces un milagro ahora, yo aquí mismo tiro la espada, no puedo seguir peleando

Me refiero a esos momentos en que dudas de tu posición en el ejercito. Esos días en que no sabes de donde vienes ni hacia donde vas. Cuando dudas de si esto realmente es para ti. Cuando dices “La verdad que esto de luchar por lo que nos pertenece no es para mí”. “Volveré al rincón donde el tiempo pasa”. Mientras tanto la bestia sigue hablando al pueblo “¿Habrá uno que se atreva a pelear contra mi?

Día 38. La bestia sale y el pueblo se esconde en el rincón. Día 39. Los guerreros corren solo con oler su presencia. Sin embargo, en en el día 40, la historia cambia. Se oye el grito de guerra. Un muchacho dice “Yo no te tengo miedo. Esta tierra no te pertenece. Mi familia no te pertenece. Mis sueños no te pertenecen”. En el día 40. En un pequeño pueblo lleno de dudas y temores, entre los hombres que pensaban que no podían contra ellos mismos, se empieza a levantar un rumor que dice: “¿Quién es este pobre incircunciso, que se atreve a provocar a los escuadrones de mi pueblo?”

Es ahí cuando sucede lo inesperado. En el día 40 un niño surge en medio del campo de batalla. Cuando la bestia aparece, el muchacho marca la diferencia. No se esconde. No se oculta. No teme. Corre. Corre con todas sus fuerzas hacia él. En dirección a la línea de batalla. La bestia no lo puede creer. Después de tanto tiempo de no ver a nadie, un pequeño guerrero lo desestabiliza. Le quita su estrategia. La bestia no le corta su cabeza. Utiliza la misma carta que uso con los demás. “Acaso soy un perro…” Trata de convencerlo. Pero no puede.

Y ahí es donde cambia la historia. El joven no se intimida. No ve el tamaño de la bestia que tiene al frente. Pues ve el tamaño del verdadero del gigante que esta detrás de él. Y es justo ahí donde aparece el héroe de la película. “No me digas lo que ya sé” grita con todas sus fuerzas el muchacho “No me digas que soy muy pequeño o débil. Porque ya lo sé”. La seguridad se nota en cada una de sus palabras. “Yo no vengo contra ti en mis fuerzas, yo vengo contra ti en el nombre de aquel que pone en mi interior el fuego para luchar. En el nombre de aquel que me dio la vida, porque aunque no se lo que haya sido puesto en mis manos, hoy voy a utilizarlo, y tu serás el primero en saberlo.”


La que tiembla ahora es la bestia. Nadie imagino que victoria llegaría de esa manera. Pero a todo gigante le llega su día 40. Tu tambien puedes lograrlo. Esta en tus manos. ¿Cómo dices que no es para ti, sino has hecho el intento? Atrévete. Y te sorprenderás de lo puedes lograr. El contraataque se levanta en nuestra tierra. Una generación que no ve a la bestia. Un pueblo que sabe quien esta detrás de ellos. La trompeta de guerra suena a lo lejos. Ha llegado el tiempo de corrre por el campo y derrotar a nuestros enemigos. La bestia cae, y con ella, el pueblo se levanta. Los niños vuelven a reír, la madres a danzar y los jóvenes a soñar….

El tiempo ha llegado…
¿Miedo yo? Miedo ellos…

Basado en Hechos reales
1 Samuel 17:48

pd. Dedico este texto a todos aquellos que luchan por sus sueños, a los que se atreven a hacerle frente a sus temores, amigos como mis amigos. Pero especialmente a mis padres Jorge Vargas y Ana Ríos, a Jon Dahlager, Jonathan Salas, Abraham Pérez (hoy ves que nunca olvide tu lección mi querido amigo) pero ante todo, a los que una vez mencione aquí

Read Full Post »

Older Posts »