Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Blogswingers’ Category

Increíble pero cierto. Ya son 7. Cuando a nuestros buenos amigos Iguanito y Abril se les ocurrió la ingeniosa idea de realizar un festival para compartir nuestros textos, jamás le dimos muchos aires de vida, sin embargo, 7 maravillosos festivales después, seguimos al pie del cañón, compartiendo, conociendo, y escribiendo al lado de todos los amigos y compañeros que este evento nos ha permitido conocer.
En esta 7 edición, el tema de publicación que nos han entregado es el “Entre amor y pecado” con el cual hemos tenido la dicha de participar en el site de nuestra compañera Melissa Stephens, autora del blog “De mi vida y cosas peores” donde podrán encontrar una historia que por muchos años hemos guardado en el armario, pero que esta semana hemos decidido sacar a la luz por motivos del festival. Por otro lado, nos ha tocado la suerte y la fortuna de recibir a nuestra buena amiga y compañera Ann, autora del blog Los Recuerdos de mi Almohada, quien es participante en nuestro sitio por primera vez, por lo que les pido que le den una calurosa bienvenida a nuestra amiga y su candente relato.

Seguro que yo me condeno…
Por
Ann

Espero el autobús para volver a casa después del trabajo, son las 5.30 pm y ha sido un día particularmente caluroso por ello elegí un vestido sin mangas, pero bastante sobrio ya que me llega a la rodilla y el escote llega al cuello. Para no excederme con el calor recogí mi cabello en un chongo que parece mas bien de abuelita. Al salir de la oficina no retoque mi maquillaje, ya estaba casada y fastidiada, además a quien podría encontrarme como para arreglar de nuevo mi rostro y ponerlo coqueto. Pero dicen que la belleza y el porte son naturales así que el atractivo no se puede ocultar.

Frente a la parada del autobús están haciendo obras para el viaducto elevado, a esta hora aún hay pocos trabajadores, justo frente a mi hay un tipo alto y moreno trabajando con un taladro para el suelo. Viéndolo bien podría pasar por constructor de película gringa, sus brazos anchos y su pecho fuerte lo hacen ver atractivo. Mi autobús no pasa, pero no me molesta quedarme mas tiempo contemplando a este hombre, viendo como taladra el suelo, se me ocurre que si con la misma fuerza que sostiene su herramienta sostendría mi cadera mientras me taladra a mi, tal vez yo lo haría sudar tanto como el sol, tal vez el me cansaría mas que estar solo ahí de pie esperando.

Carajo! Parece que escucho mis pensamientos y ahora el me mira a mi! Mmm no me molesta tanto su mirada aunque ya me ha desnudado con ella, por mas que volteo a otro lado siento sus ojos sobre mi cuerpo, de hecho, entre mis piernas. Estoy nerviosa!, que hago? ya sé! Me voy a voltear y así no lo veo …… muy bien, ahora él ve mi trasero …. gran idea! La verdad si gran idea, ahora puede pensar en como tomarme de espaldas, como será sentir sus manos rozando mis brazos? Seguro son asperas y tenerlas subiendo mi vestido me calienta bastante….. Voy a voltear, creo que ya ha dejado de mirarme….

Oh cielos! Aún me mira! Y dejó su taladro de lado, parece que quiere cruzar la calle que nos separa! Si! Ahí viene!…. Diablos, también viene mi autobús y es el último de la tarde, será mejor que lo tome. Justo al subir, el cruzó la calle, ya no me encontró….. pero mañana repito la tarde… Y pienso que tal se me verá una minifalda?

Ahí lo tienen amigos, participación de nuestra compañera en este 7mo festival de blogswingers. Gracias Ann por este texto. Es un gusto tenerte por estos lados. A partir de hoy, y hasta el Viernes 26 de febrero, este post es completamente tuyo. A mis amigos, les recuerdo que mi texto lo pueden leer en la pagina de Meli Stephens. Un abrazo. Gracias por su apoyo. Nos seguimos leyendo!!

Actualización: La revista masculina Web del Hombre nos ha publicado esta tarde un articulo sobre relaciones de pareja “Como evitar ser un novio controlador (10 consejos que salvarán tu relación)” por si quieren darse la vuelta y comentar sobre el tema. Saludos!! Gracias a todos por su apoyo!!

Read Full Post »

Nos ha costado montones, pero lo logramos: Regresamos. Han sido días de arduo trabajo y la verdad que no podemos ser desagradecidos. Una avalancha de reuniones y eventos nos han tenido a reventar esta semana que recién termino, sin embargo, no nos quejamos, más bien damos gracias al cielo porque tenemos fuerza, voluntad y coraje para seguir luchando por nuestros sueños. No hay victoria sin batallas y estos días han sido campos de guerra, movidas estratégicas y muchas conquistas.
Por lo que si me siento bastante apenado es porque este Miércoles empezó el 5 Festival de Blogswingers y la agenda no nos dio para publicar el texto que nuestra buena amiga Morfina preparo para nosotros -sin contar que envié el mío por equivocación a otro blog- sin embargo como es peor tarde que nunca, es que procedo a presentarles el excelente material que nuestra compañera de “Morfina en tus venas” nos ha enviado, al tiempo que los invito a visitar y comentar el nuestra amiga escritora del blog “Eterno resplandor de una mente divagante”

Amores que no matan, ni hacen más fuertes
Por la Señorita Morfina

Hace algún tiempo discutía con cierta personita un tema bastante controversial, con muchos puntos a favor, pero no menos puntos en contra: la amistad -real- entre un hombre y una mujer.

Si bien es obvio que yo era quien sostenía firmemente que sí era posible, y que muchas veces crea una relación hasta más sólida, con lazos más fuertes que si de una amistad de un mismo género se tratara, también tenía presente que como punto en contra tenemos que en muchas ocasiones la convivencia nos juega chueco.

Siempre he dicho que el trato juega un papel muy importante en todas las relaciones personales, el hecho de compartir un sinfín de alegrías, tristezas y demás sentimientos y emociones, muchas veces puede llegar a confundirnos en algún momento, eso sin mencionar que la atracción física puede llegar de la manera menos esperada, es algo que va naciendo, día con día, palabra con palabra y ésta, por contradictorio que parezca, suele pasar a ser un básico en esa relación. Se podría decir que es el primer paso para empezar a sentir montones y más montones de mariposas en el estómago.

En lo personal, una de mis principales filosofías es no mezclar sentimientos, tener la cabeza en su lugar y no involucrarme más allá de lo permitido con mis amistades masculinas, cosa que me ha resultado bastante satisfactoria ya que prefiero tener más amigos que odiados ex novios.

No niego que en su momento he llegado a confundirme, he involucrado sentimientos pero no a tal grado como para perder un buen amigo después de una fallida relación de no más de un mes; por ejemplo, recuerdo que cuando era de verdad pequeña, más inocente y mi corazoncito no estaba tan descosido, yo tenía un “mejor amigo” –y hasta la fecha sigue siéndolo- , vivía enfrente de mi casa, íbamos en la misma escuela pero en salones diferentes, aún así nos veíamos diario, ya fuera en el receso o por las tardes en mi casa. Era una amistad muy padre, porque era sin ningún tipo de malicia, compartíamos muchas cosas, desde música, películas, gustos, etcétera.

Desde siempre hemos sido los mejores amigos, él siempre estaba conmigo cuando más y también cuando menos lo necesitaba, siempre tenía las palabras indicadas para el momento adecuado y sus abrazos nunca pudieron ser más oportunos, sabía que soy anti abrazos, sin embargo también sabía cuando de verdad necesitaba uno. Teníamos una conexión especial, porque de igual manera yo siempre estaba atenta a él, creía conocer a la perfección sus gustos, sus debilidades. Reímos y también lloramos juntos muchos días, muchas noches, muchas madrugadas.

Un día, sin darme cuenta, sus abrazos empezaron a hacerme sentir diferente, me ponía nerviosa que nuestras manos se rozaran, y se me subían los colores a la cara cuando nuestras miradas se cruzaban y él insistía en sostenerla. Me conocía tan bien que ya sabía de qué se trataba, y yo también, pero me negaba a creerlo. Él era mi amigo, y los amigos no se enamoran, de verdad me llegó a provocar nauseas el hecho de imaginar que entre él y yo pudiera haber un sentimiento más profundo, porque era por sobre todas las cosas el hermano que nunca tuve, aunque en el fondo estaba conciente de que ningún lazo de sangre nos unía, sólo nuestro compartido amor por la desaparecida Shakira y sus canciones que solíamos corear cada que teníamos oportunidad.

Pasó el tiempo y para mí era un poco difícil e incluso incómodo estar a solas con él, evitaba a toda costa caer en momentos que se prestaran a otra cosa, a otros pensamientos, a otras intenciones. El sentimiento estaba, era cuestión de sacarlo y ser felices, pero yo seguía en la etapa de negación.

El idílico amor que sentía por mi amigo crecía cada día un poquito más, nunca se lo dije a nadie por miedo, vergüenza o las dos cosas juntas, quizás por egoísmo, pero el punto es que jamás externé los escalofríos que sentía cuando él me abrazaba. Siempre culpé al clima y a mis inestables hormonas cuando llegó a descubrirme nerviosa en medio de un abrazo.

Una mañana al despertar algo me dijo: -hoy es el día, dile lo que sientes-, y como siempre suelo hacerle caso a esa voz interna que tenemos las mujeres que llamamos sexto sentido, me levanté dispuesta a hacerlo. Todo el día pensé la mejor manera de hacerlo, no iba a ser una sorpresa para él, o quizás sí, pero yo quería hacerlo especial. Busqué las palabras adecuadas, la manera de decírselas, el momento y sobre todo, tenía que tener listos dos argumentos, ya que había dos posibles respuestas que podía recibir: “yo también te quiero…” o “yo también te quiero… como a una hermana”, en caso de recibir la segunda había pensado en responderle: “¡Feliz día de los inocentes…en Mayo!” o algo por el estilo, en caso de recibir la primera, sinceramente no habría sabido qué contestar.

Llegó la hora de vernos, y entonces yo tenía los nervios de punta y estaba a punto del infarto, debí haber muerto durante al menos un minuto cuando me dijo: – necesito hablar contigo-, por mi cabeza pasaron mil cosas, incluso creí que me ahorraría la vergüenza de decirle lo que tanto había pensado durante el día, le respondí: – yo también…pero tú dime primero.

– Sabes que eres mi mejor amiga, que te quiero mucho, confío mucho en ti, eres sumamente especial, conoces todo de mí y yo de ti…

Y yo, asentía emocionada con la cabeza.

-…hemos pasado muchas cosas juntos y créeme que no cambiaría un solo día, un solo minuto porque todo ha sido de verdad especial…

Mi corazón latía más y más fuerte, podría jurar que lo escuchaban hasta China…

– …y bueno, hoy quiero decirte algo que ha estado pasando, quizás ya te diste cuenta…

Mis ojitos se emocionaron y ya estaba lista para decirle: – Sí, sí… yo también, yo también te amo…

– …soy gay.

No pude responder nada, sólo comprendí muchas cosas: – y yo que creía que amabas a Shakira por sus prolongadas caderas-, pensé. Sonreí y así que me quedé estupefacta varios minutos. Seguía sin creerlo y sin saber qué decirle, hasta que interrumpió mis sagrados pensamientos:

– Amiga, dime que nada va a cambiar…

– No…nada va a cambiar. Nada tiene porqué cambiar.

Y seguía con mi estúpida sonrisa.

– ¿Qué ibas a decirme?

– ¿Eh? Ah sí… iba a preguntarte, quién crees que es más guapo: ¿Fulanito o Sutanito?

– Sutanito.

– Sí, yo también lo creo.

Esa noche pasó a la posteridad, de verdad tardé mucho en reponerme después de haber escuchado semejante confesión, al principio creyó que era porque lo rechazaba por su condición, yo sólo le decía que no, que eran otros rollos los que traía en la cabeza. Meses después le dije lo que pensaba confesarle aquella noche, y fue entonces cuando me dijo:

– Bueno, si no tuviera exactamente los mismos gustos que tú, supongo que hubiéramos vivido algo muy padre.

– ¿Exactamente los mismos gustos? Aléjate de mi novio, enfermo…

Hoy me alegra lo que sucedió esa noche, nuestra amistad se hizo aún más fuerte, no eché a perder nada, descubrí que de verdad me tiene confianza pero, lo más importante de todo: no quedé en vergüenza y por fin tendría a mi lado a alguien que de verdad tuviera sentido de la moda y esas cosas de mujeres. Hoy seguimos siendo felizmente amigos, después de lo sucedido dimos tremendo carpetazo al asunto y como si nada hubiera pasado.

Historias así hay muchas, algunas veces arriesgan y ganan aunque después lo pierdan todo, otras veces pierden y después se dan cuenta que ganaron y otras tantas –y frustrantes- veces…el amigo resulta gay.

Sea cual sea el caso, amor y amistad son sentimientos totalmente diferentes pero tan fácil de confundir, aunque lo que de verdad vale es que a final de cuentas termina siendo cosa de dos.

Agradezco a todos nuestros amigos que nos dejaron sus mensajes de preocupación en Facebook, Twitter y el MSN por nuestra ausencia durante esta semana. De paso también les doy gracias a todos nuestros lectores por sus visitas y comentarios en estos días, no hay forma de retribuirles el apoyo constante, sin embargo no quiero irme sin decirles, de todo corazón: los quiero montones!

Read Full Post »

Cuando Abril e Iguanito empezaron con esto del intercambio de Blogs, sinceramente no pense que la fiebre aguantara más que una primera edición, sin embargo ya vamos por la cuarta en este año y seguimos tan fuertes y enfiebrados como al principio, contagiando a cuanto escritor nos encontremos en el camino. De 12 que participamos en la primera edición, ya somos 52 los que estamos intercambiando nuestros escritos, lo que tan solo sirve para confirmar que esto va para rato.
En esta 4ª Edición del Blog Swingers, he tenido la dicha de darle espacio a nuestra buena amiga Ely la autora del Blog Dreams, Stars and Coffee“, al mismo tiempo que nos ha tocado colaborar en que el site de Norma The SuperKT donde hemos dejado un material recien salido del horno, al que invito para que se den la vuelta, pero al mismo tiempo que apoyen a nuestra compañera con la representación de su texto, y la hagamos sentir como en casa.


En la otra vida.

By Ely.

Entonces estaban ahí ellos dos, sin que nada ni nadie más importará en ese momento, su momento, solo de él y ella. Ni la vista de la ciudad, ni el hermoso jardín que tenían frente a sus ojos les importo.

Era su despedida y ambos lo sabían, ella estaba llorando, con la mirada triste, él tenia la misma mirada triste en sus ojos, la abrazaba y le decía que la amaba que todo estaría bien, que nunca la olvidaría, que no estuviera triste, tomo la cara de ella entre sus manos y con sus dedos recorrió las lágrimas de su rostro y las limpio, se acerco poco a poco a su boca le susurro un te amo y la beso, la beso despacio, lento, saboreando sus labios poco a poco se separaron y se miraron entonces él le dijo…

-Quizás… en otra vida…

-Quizás… – respondió ella.

Se despidieron y ella regreso a su vida pero ya no como era antes de haberlo conocido, antes de haberle confesado sus sentimientos de haberle demostrado su amor…

Él también regreso a su vida que tenia antes de haberla conocido a ella, ahora su vida ya no estaba vacía y triste, sabia que no estaba solo, que en alguna parte había una persona la cual lo había amado, para la cual él era importante y que nunca más estaría solo, porque tenia todos esos recuerdos y momentos que habían vivido en ese poco tiempo que pudieron estar juntos y ser solo eso…

Un hombre y una mujer…

Amándose…

Espero que los hayan disfrutado. De paso aprovecho para saludar a todos los compañeros que he conocido en este festival, y aquellos que tenido el privilegio conocer desde que empezamos este blog. Un abrazo amigos, gracias por estar siempre presente.

Tags:

Read Full Post »

Blog Swingers fue una interesante ejercicio literario que comenzaron mis amigos Abril e Iguanito, con el fin de brindar un espacio para conocer y compartir los pensamientos que hay en el misterioso mundo de los escritores en línea. Esta vez nos ha tocado el privilegio de darle posada a la historia de nuestra buena amiga Francisca Cárcamo, que con sus 22 años nos escribe desde Santiago de Chile.
Les comento que nuestro post también estará en línea en el sitio de mi querida amiga Anyelit, para que pasen también a darse la vueltica y para que le den una cálida bienvenida a nuestra joven escritora que además de ser dibujante del área de ingeniería, también dedica parte de su vida a las ilustraciones. Les dejo su texto. Que lo aprovechen!

¿Alegar o disfrutar?

Por Fran

No sé si resulte presentarme, porque desde hace un tiempo, y al contrario de cuando era niña, me siento bastante perdida y no sé bien quien soy. Lamentablemente, mientras más años tengo, voy perdiendo ese horizonte que me brindó bellos sueños, en los que creía ser capaz de hacer lo que quería con mi vida. Por el contrario, hoy me encuentro encerrada en un lugar que no sé como llegué, tampoco entiendo bien que debo hacer, cual es mi aporte. Me paso horas con el cuerpo posado en esas sillas que suben y bajan, que se mueven de un lado a otro, pero que me mantiene tan inmóvil.

Mis ojos se fijan frente a una pantalla llena de números y líneas que no suelo entender, con franqueza lo digo, es que me cuesta entender lo que no quiero saber. Tal vez la mayoría de las veces he fracasado por eso, porque a pesar de estar allí, de tener esa oportunidad de estar inmóvil y silenciosa, mi cabeza siempre está en otra parte, está llena de otros lugares, de otras ocupaciones, de otras creaciones.

Sin embargo, tiene ese ladito conservador que me impide dejar de hacer las cosas bien y no me deja responder a los deberes del alma, a esos que generan aunque sea por unos instantes, ese sentimiento de culpa, que si dejo de hacer esto, podré hacer lo otro, pero se me viene el infierno, que como vas a dejar tu trabajo, pero como vas a dejar de ganar dinero. Insólito. Creo que es bueno ponerse a sincronizar el cuerpo, la cabeza y el alma, y no dejarse manejar por los deberes ajenos, por todo eso que nos obligaron a cumplir, dedicarnos a entender que somos solo el pasar del viento, pero ¡qué pasar!, será el más hermosos y significativo, te aseguro que si…”

Muchos cariños

Fran!

Tags: .

Read Full Post »

Blog Swingers es una interesante iniciativa creada por mi amiga Abril y su compañero Iguanito con el fin de compartir las experiencias que hay entre los bloggers, a través de la realización de un divertido sorteo donde yo publico en un blog y alguien publica en el mio.

Tuve la dicha de poder abrir el Blog Swingers con mi amiga Abril (Luna de Abril) con un texto salido del corazón en la madrugada de este día. Penny Lane, mi amiga “neurótica” de En Busqueda de la Felicidad, nos acompañara este fin de semana con su bello texto. Que lo disfru
ten amigos.

La escala de la felicidad

Por Penny Lane

Tener tu primer beso con lengua corresponde a un 8.5 en la escala de la felicidad, salvar a un niño del borde de la muerte, ¡ese es un 10!”. (Dr. Gregory House)

Se dice que la felicidad es la meta del ser humano. Hasta ahí estamos todos o casi todos de acuerdo. Lo que ya no es tan fácil es determinar qué es esa felicidad y cómo se puede llegar a ella. Porque seamos sinceros nadie tiene un mapa del mundo de la felicidad, no hay instrucciones para vivir tu vida y ser feliz. Esta en la psicología del ser humado buscar su felicidad o autorrealización como motivación principal en la vida (ya lo decía Maslow). “Buscamos la felicidad sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa sabiendo que tienen una” (Voltaire), porque a veces las cosas más sencillas y gratis de la vida son las que realmente te dan un sentido de lo que es ser feliz.

Aunque algunas personas valúen su felicidad de forma extremista: ser “completamente feliz” o “completamente infeliz”; estimando todas las áreas de su vida, no se trata de ver la vida de blanco o de negro, la vida puede ser no solo gris sino de colores, porque eres el que la ve así, nadie la ve por ti… Como bien lo dice cierto proverbio alemán: “La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena.”

Si a veces querer ser plenamente feliz parece un sueño, sobre todo cuando tienes muchos problemas o razones para no serlo. Lo admito, quiero SER FELIZ, para mi no es un sueño ni un delirio momentáneo, quiero ser feliz plenamente; pero hago una diferenciación profunda entre sueño y delirio, entre querer y estar. Para mi lo delirante radica en la concepción que cada quien le da a “su felicidad” y como enfocamos nuestros placeres y caprichos muchas veces fundados en nuestro egoísmo para cometer errores y tener un “pero” o una excusa que valga. Las mujeres y los hombres precisamos redefinir las cosas, los paisajes, las personas; vivir con alma, creer en nosotros mismos, que en eso consiste poseer una ideología. Nosotros como seres humanos vamos más allá de nuestras cifras bancarias. Se me hace más fácil regirme por los sentimientos, por los pensamientos, por los niveles de felicidad alcanzados… para bien o para mal.

Si tuviera que calificar cada ocasión en mi día por lo que me hace sentir, estaría en una escala de la felicidad. Porque correspondemos a los estímulos afectivos que nos brinda nuestro ambiente y los demás. La felicidad nunca puede ser menor de cero. El cero es la ausencia de felicidad, pero nunca se puede tener felicidad negativa (eso tiene el nombre de “fatalidad”).

De tal forma que se establecen una serie de “escala de felicidad”: Te estarás preguntando “¿en qué nivel de felicidad me encuentro en la escala?”… si les digo la verdad a veces he roto la escala. Mi nivel de felicidad se sale de la escala muchas veces. Esto no significa que la escala no funcione. Simplemente se suelen dar casos, en todos los procesos de la naturaleza, tan grandes que se salen de la escala.

Penny Lane.

Tags:

Read Full Post »