Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Internet’ Category

Nos ha costado montones, pero lo logramos: Regresamos. Han sido días de arduo trabajo y la verdad que no podemos ser desagradecidos. Una avalancha de reuniones y eventos nos han tenido a reventar esta semana que recién termino, sin embargo, no nos quejamos, más bien damos gracias al cielo porque tenemos fuerza, voluntad y coraje para seguir luchando por nuestros sueños. No hay victoria sin batallas y estos días han sido campos de guerra, movidas estratégicas y muchas conquistas.
Por lo que si me siento bastante apenado es porque este Miércoles empezó el 5 Festival de Blogswingers y la agenda no nos dio para publicar el texto que nuestra buena amiga Morfina preparo para nosotros -sin contar que envié el mío por equivocación a otro blog- sin embargo como es peor tarde que nunca, es que procedo a presentarles el excelente material que nuestra compañera de “Morfina en tus venas” nos ha enviado, al tiempo que los invito a visitar y comentar el nuestra amiga escritora del blog “Eterno resplandor de una mente divagante”

Amores que no matan, ni hacen más fuertes
Por la Señorita Morfina

Hace algún tiempo discutía con cierta personita un tema bastante controversial, con muchos puntos a favor, pero no menos puntos en contra: la amistad -real- entre un hombre y una mujer.

Si bien es obvio que yo era quien sostenía firmemente que sí era posible, y que muchas veces crea una relación hasta más sólida, con lazos más fuertes que si de una amistad de un mismo género se tratara, también tenía presente que como punto en contra tenemos que en muchas ocasiones la convivencia nos juega chueco.

Siempre he dicho que el trato juega un papel muy importante en todas las relaciones personales, el hecho de compartir un sinfín de alegrías, tristezas y demás sentimientos y emociones, muchas veces puede llegar a confundirnos en algún momento, eso sin mencionar que la atracción física puede llegar de la manera menos esperada, es algo que va naciendo, día con día, palabra con palabra y ésta, por contradictorio que parezca, suele pasar a ser un básico en esa relación. Se podría decir que es el primer paso para empezar a sentir montones y más montones de mariposas en el estómago.

En lo personal, una de mis principales filosofías es no mezclar sentimientos, tener la cabeza en su lugar y no involucrarme más allá de lo permitido con mis amistades masculinas, cosa que me ha resultado bastante satisfactoria ya que prefiero tener más amigos que odiados ex novios.

No niego que en su momento he llegado a confundirme, he involucrado sentimientos pero no a tal grado como para perder un buen amigo después de una fallida relación de no más de un mes; por ejemplo, recuerdo que cuando era de verdad pequeña, más inocente y mi corazoncito no estaba tan descosido, yo tenía un “mejor amigo” –y hasta la fecha sigue siéndolo- , vivía enfrente de mi casa, íbamos en la misma escuela pero en salones diferentes, aún así nos veíamos diario, ya fuera en el receso o por las tardes en mi casa. Era una amistad muy padre, porque era sin ningún tipo de malicia, compartíamos muchas cosas, desde música, películas, gustos, etcétera.

Desde siempre hemos sido los mejores amigos, él siempre estaba conmigo cuando más y también cuando menos lo necesitaba, siempre tenía las palabras indicadas para el momento adecuado y sus abrazos nunca pudieron ser más oportunos, sabía que soy anti abrazos, sin embargo también sabía cuando de verdad necesitaba uno. Teníamos una conexión especial, porque de igual manera yo siempre estaba atenta a él, creía conocer a la perfección sus gustos, sus debilidades. Reímos y también lloramos juntos muchos días, muchas noches, muchas madrugadas.

Un día, sin darme cuenta, sus abrazos empezaron a hacerme sentir diferente, me ponía nerviosa que nuestras manos se rozaran, y se me subían los colores a la cara cuando nuestras miradas se cruzaban y él insistía en sostenerla. Me conocía tan bien que ya sabía de qué se trataba, y yo también, pero me negaba a creerlo. Él era mi amigo, y los amigos no se enamoran, de verdad me llegó a provocar nauseas el hecho de imaginar que entre él y yo pudiera haber un sentimiento más profundo, porque era por sobre todas las cosas el hermano que nunca tuve, aunque en el fondo estaba conciente de que ningún lazo de sangre nos unía, sólo nuestro compartido amor por la desaparecida Shakira y sus canciones que solíamos corear cada que teníamos oportunidad.

Pasó el tiempo y para mí era un poco difícil e incluso incómodo estar a solas con él, evitaba a toda costa caer en momentos que se prestaran a otra cosa, a otros pensamientos, a otras intenciones. El sentimiento estaba, era cuestión de sacarlo y ser felices, pero yo seguía en la etapa de negación.

El idílico amor que sentía por mi amigo crecía cada día un poquito más, nunca se lo dije a nadie por miedo, vergüenza o las dos cosas juntas, quizás por egoísmo, pero el punto es que jamás externé los escalofríos que sentía cuando él me abrazaba. Siempre culpé al clima y a mis inestables hormonas cuando llegó a descubrirme nerviosa en medio de un abrazo.

Una mañana al despertar algo me dijo: -hoy es el día, dile lo que sientes-, y como siempre suelo hacerle caso a esa voz interna que tenemos las mujeres que llamamos sexto sentido, me levanté dispuesta a hacerlo. Todo el día pensé la mejor manera de hacerlo, no iba a ser una sorpresa para él, o quizás sí, pero yo quería hacerlo especial. Busqué las palabras adecuadas, la manera de decírselas, el momento y sobre todo, tenía que tener listos dos argumentos, ya que había dos posibles respuestas que podía recibir: “yo también te quiero…” o “yo también te quiero… como a una hermana”, en caso de recibir la segunda había pensado en responderle: “¡Feliz día de los inocentes…en Mayo!” o algo por el estilo, en caso de recibir la primera, sinceramente no habría sabido qué contestar.

Llegó la hora de vernos, y entonces yo tenía los nervios de punta y estaba a punto del infarto, debí haber muerto durante al menos un minuto cuando me dijo: – necesito hablar contigo-, por mi cabeza pasaron mil cosas, incluso creí que me ahorraría la vergüenza de decirle lo que tanto había pensado durante el día, le respondí: – yo también…pero tú dime primero.

– Sabes que eres mi mejor amiga, que te quiero mucho, confío mucho en ti, eres sumamente especial, conoces todo de mí y yo de ti…

Y yo, asentía emocionada con la cabeza.

-…hemos pasado muchas cosas juntos y créeme que no cambiaría un solo día, un solo minuto porque todo ha sido de verdad especial…

Mi corazón latía más y más fuerte, podría jurar que lo escuchaban hasta China…

– …y bueno, hoy quiero decirte algo que ha estado pasando, quizás ya te diste cuenta…

Mis ojitos se emocionaron y ya estaba lista para decirle: – Sí, sí… yo también, yo también te amo…

– …soy gay.

No pude responder nada, sólo comprendí muchas cosas: – y yo que creía que amabas a Shakira por sus prolongadas caderas-, pensé. Sonreí y así que me quedé estupefacta varios minutos. Seguía sin creerlo y sin saber qué decirle, hasta que interrumpió mis sagrados pensamientos:

– Amiga, dime que nada va a cambiar…

– No…nada va a cambiar. Nada tiene porqué cambiar.

Y seguía con mi estúpida sonrisa.

– ¿Qué ibas a decirme?

– ¿Eh? Ah sí… iba a preguntarte, quién crees que es más guapo: ¿Fulanito o Sutanito?

– Sutanito.

– Sí, yo también lo creo.

Esa noche pasó a la posteridad, de verdad tardé mucho en reponerme después de haber escuchado semejante confesión, al principio creyó que era porque lo rechazaba por su condición, yo sólo le decía que no, que eran otros rollos los que traía en la cabeza. Meses después le dije lo que pensaba confesarle aquella noche, y fue entonces cuando me dijo:

– Bueno, si no tuviera exactamente los mismos gustos que tú, supongo que hubiéramos vivido algo muy padre.

– ¿Exactamente los mismos gustos? Aléjate de mi novio, enfermo…

Hoy me alegra lo que sucedió esa noche, nuestra amistad se hizo aún más fuerte, no eché a perder nada, descubrí que de verdad me tiene confianza pero, lo más importante de todo: no quedé en vergüenza y por fin tendría a mi lado a alguien que de verdad tuviera sentido de la moda y esas cosas de mujeres. Hoy seguimos siendo felizmente amigos, después de lo sucedido dimos tremendo carpetazo al asunto y como si nada hubiera pasado.

Historias así hay muchas, algunas veces arriesgan y ganan aunque después lo pierdan todo, otras veces pierden y después se dan cuenta que ganaron y otras tantas –y frustrantes- veces…el amigo resulta gay.

Sea cual sea el caso, amor y amistad son sentimientos totalmente diferentes pero tan fácil de confundir, aunque lo que de verdad vale es que a final de cuentas termina siendo cosa de dos.

Agradezco a todos nuestros amigos que nos dejaron sus mensajes de preocupación en Facebook, Twitter y el MSN por nuestra ausencia durante esta semana. De paso también les doy gracias a todos nuestros lectores por sus visitas y comentarios en estos días, no hay forma de retribuirles el apoyo constante, sin embargo no quiero irme sin decirles, de todo corazón: los quiero montones!

Anuncios

Read Full Post »

“Los mayas lo profetizaron, la ciencia lo ha confirmado
y los gobiernos no nos han dicho ni una palabra”.

Roland Emmerich
es un director que se ha caracterizado por sacar provecho del temor natural del ser humano ante las catástrofes inevitables que rodean nuestro entorno, y aunque ha diversificado su genero a través de producciones como El Patriota, 10.000 A.C., o el Soldado Universal, casi siempre la temática de sus películas giran alrededor de desastres que acaban o ponen en peligro a la humanidad ya sea en manos de extraterrestres (Independence Day), monstruos(Godzilla), catástrofes ambientales (The Day After Tomorrow), o predicciones apocalípticas, como lo es en el caso de su más reciente producción: 2012.

Basada en la profecía Maya de que el mundo dejara de existir tal y como lo conocemos en el año 2012, y apelando al profundo temor interno de cada ser humano de no saber que pasara en el futuro, Roland Emerich nos lleva a un entorno catastrófico que podría fin a la historia de la raza humana gracias a una serie de eventos desastrosos provocados por la madre naturaleza, todo a partir del 21 de diciembre del año 2012.

Una producción de ciencia-ficción que sin duda estará en boca de todos cuando sea estrenada el próximo 13 de Noviembre a nivel mundial (en Centroamerica el estreno será el 12 de noviembre) por la excepcional calidad de efectos especiales, su ambiente apocalíptico, y trama bien desarrollada, pero ante todo por el debate a entorno a la posibilidad de la llegada del fin del mundo, temor que el ser humano no ha logrado superar a largo de los años.

En lo personal creo que la idea de que el mundo pueda acabarse en el 2012 esta un poco descabellada. ¿Razones? Quizás nos estamos basando mucho en nuestra propia prudencia, pero siendo realistas, hemos sido parte de la generación que supero el cambio del milenio, el anuncio del armageddon, y la crisis de la posibilidad de una tercera guerra mundial. ¿Que el fin esta cerca? El documental 6 grados que pueden cambiar el mundo de la NatGeo que vimos aquí hace unos meses no lo pone en duda. Sin embargo no saldremos a la calle con un cartel de “El fin esta cerca”. Al final de cuentas, el tiempo y la hora, solo Él lo sabe. De momento solo queda aprovechar cada minuto como si fuera el último.

¿Y ustedes que piensan mis amigos?
¿Apague y vámonos en el 2012?
¿O seguimos hasta el meteoro del 2021?

pd. Estamos trabajando para hacer más grata su estadía. La próxima semana estrenamos nueva plantilla, no se la pierdan. De paso, gracias a mi amigo Iván Cabrera por nuestro nuevo banner.

Tags:

Read Full Post »

Cae el telón. Tras ocho meses de competencia, finalmente hemos llegado a la resolución de los ganadores del concurso ¿Podrías contar tu vida en seis palabras? Nos costo, pero lo logramos. La decisión de nuestros escritores y el voto popular de nuestros lectores han elegido a los ganadores.

Pedimos disculpas a quienes la espera se les hizo eterna, pero bueno, la intención es lo que cuenta y finalmente hemos podido escoger las mejores frases de aquel pequeño ejercicio literario que empezo a mediados del mes de marzo del presente año. 16 frases fueron las finalistas, ahora procedemos a revelar las ganadoras, pero antes (dey Edgar Silva en Bailando por un Sueño) concederemos un espacio para agradecer a todos los que participaron con sus frases, votos y comentarios. Nada de esto sería posible sin ustedes.

Ahora sí. Los ganadores del concurso. Estos fueron los preferidos de nuestro público:

La escogencia de los escritores (Voto vía Blogger)

1° Lugar: Frase # 13 “Aún sigo aprendiendo de mis errores” (Iván)
2° Lugar: Frase # 11 “Es un camino solo de ida” (Ezequiel)
3° Lugar: Frase #5 “Fui concebida para luchar, ayer, siempre” (Ariadna)

La preferida de nuestros lectores (Voto vía Email&Facebook)

1° Lugar: Frase #6 “¿Ángel o Demonio?, depende del Narrador.” (La Malvada)
2° Lugar: Frase # 1 “Fluye intensa y apasionada mi vida” (Natalia)
3° Lugar: Frase #15 “Mi vida es una cuenta regresiva” (Paola)

Los ganadores serán premiados con una hermosa taza de cafe con el logo del concurso, una camiseta de la ciudad que somos origen y un certificado que los acredita como ganadores del concurso. Además todos los participantes recibiran una imagen personalizada para lucir en sus blogs certificando que fueron parte de nuestra primera edición de concursos literarios. Gracias a todos los que colaboraron. ¡Felicidades a los ganadores!

pd. Los ganadores deberan enviarnos la dirección fisica de su residencia a rincondeunescritor@hotmail.com, esto para hacerles llegar sus premios. La imagen para el blog es la cabecera del post.

Tags: .

Read Full Post »

Tengo que reconocer que después de más de 18 años de ver televisión, pocas series han logrado engancharme como lo hizo CSI: Las Vegas. Desde finales del 2001 cuando tuve la oportunidad de verla retransmitida en Teletica Canal 7, hasta la tarde de ayer que pude observar el final de la novena temporada en la comodidad de mi casa, esta serie logro mantenerme al hilo de las singularidades de sus personajes, aventuras e miles de historias que giraban entorno a ella.

La serie, que esta basada en las aventuras de un apasionado equipo de investigadores forenses entrenados para resolver crímenes a la antigua usanza, logro establecer un click entre el espectador y los personajes de una manera casi mística gracias a su ambiente que mezcla argumentos de novela y cine negro con la investigación científica necesaria para encontrar pruebas que iluminen crímenes oscuros, además de sumar historias de interés ético o personal entre los investigadores y las víctimas.

No es fácil describir una serie como CSI. Ayer que vi el capitulo final de la novena temporada me di cuenta de ello. La historia de los personajes va desarrollándose de una manera tan profunda y lenta a lo largo de los episodios, que contradice la narración fulminante y centrada en la acción de la tradición cinematográfica norteamericana, entrelazando las historias conforme pasan los capítulos y dándole un matiz especial que pocas producciones han logrado a lo largo de los años.

Sus personajes son quizás la clave de su éxito. Tan intensos y complejos como la vida misma que es imposible que el espectador no llegue a encariñarse con cada uno de ellos, tanto que no hay forma de categorizarlos, ya que habría que analizarlos uno por uno, sin embargo con el final de la última temporada, es difícil no hablar de nuestros preferidos durante el transcurso de toda la serie; aclaro, todos me encantaban, desde el patólogo forense hasta el detective Jim Brass, todos y cada uno de los personajes tenía un papel importante en la trama, sin embargo hay tres que siempre lograron acaparar mi atención:

Gil Grissom: Su personaje era en mi opinión el centro de balance de toda la trama. Enigmático, culto, reservado, desconfiado, apasionado por su trabajo. Su evolución a lo largo de la serie fue una de las más destacadas de la trama, desvelando poco a poco la historia que giraba entorno al personaje principal y demás protagonistas de la trama. Su romance con Sara Slide, así como el capitulo donde se registra su última aparición son de antología.

Sara Sidle: Llegó al equipo como ayuda procedente del laboratorio CSI de San Francisco, para investigar la responsabilidad de Warrick Brown en la muerte de Holly Gribbs, para finalmente sustituir a la fallecida en el equipo de CSI. Después de sus idas y vueltas, el final donde Grissom y Sara se encuentran en la selva de Costa Rica es quizás una de las escenas más esperadas de toda la serie, y confieso que estaré eternamente agradecido con los productores de la misma por incluirla.

Warrick Brown: Por ponerlo en pocas palabras, era el personaje que más me gustaba de toda la serie. De personalidad fuerte, pero muy fiel a sus amigos, fue uno de los protagonistas que más acaparó la atención -por lo menos de este servidor- con su espíritu de superación, coraje y valentía. En mi opinión fue la baja más sensible del programa, ya que marcó un parte aguas en la vida e historia de los demás protagonistas.

Repasando cada una de las escenas de esta temporada, así como el desarrollo y evolución de todos los personajes, es inevitable no observar que se ha llegado al final un ciclo. La partida de personajes importantes durante el transcurso de la misma, así como la llegada de nuevos figuras denotan que se vienen aires de cambio en el Departamento de Investigación Criminal de Las Vegas.

Para muchos no será lo mismo, aunque yo por lo menos me declaro conforme con el desarrollo que hasta el momento ha tenido esta historia, y confieso que en lo personal, el final de la novena temporada será para mi persona el final de la serie, por lo cual puedo decir estoy satisfecho del camino que recorrieron todos y cada uno de sus personajes.

¿La seguiremos viendo? No hay duda. Es el final de un ciclo, no la conclusión de la misma. De momento les dejo la escena de final de temporada, con background en Costa Rica (ponganle atención) muy emotiva, a la altura de la serie.


Y para ustedes mis amigos la pregunta de la semana ¿Que les parece la serie? ¿Cual es su personaje favorito? ¿Y como han visto el final e inicio de esta nueva temporada?

Tags: .

Read Full Post »

Cuando Abril e Iguanito empezaron con esto del intercambio de Blogs, sinceramente no pense que la fiebre aguantara más que una primera edición, sin embargo ya vamos por la cuarta en este año y seguimos tan fuertes y enfiebrados como al principio, contagiando a cuanto escritor nos encontremos en el camino. De 12 que participamos en la primera edición, ya somos 52 los que estamos intercambiando nuestros escritos, lo que tan solo sirve para confirmar que esto va para rato.
En esta 4ª Edición del Blog Swingers, he tenido la dicha de darle espacio a nuestra buena amiga Ely la autora del Blog Dreams, Stars and Coffee“, al mismo tiempo que nos ha tocado colaborar en que el site de Norma The SuperKT donde hemos dejado un material recien salido del horno, al que invito para que se den la vuelta, pero al mismo tiempo que apoyen a nuestra compañera con la representación de su texto, y la hagamos sentir como en casa.


En la otra vida.

By Ely.

Entonces estaban ahí ellos dos, sin que nada ni nadie más importará en ese momento, su momento, solo de él y ella. Ni la vista de la ciudad, ni el hermoso jardín que tenían frente a sus ojos les importo.

Era su despedida y ambos lo sabían, ella estaba llorando, con la mirada triste, él tenia la misma mirada triste en sus ojos, la abrazaba y le decía que la amaba que todo estaría bien, que nunca la olvidaría, que no estuviera triste, tomo la cara de ella entre sus manos y con sus dedos recorrió las lágrimas de su rostro y las limpio, se acerco poco a poco a su boca le susurro un te amo y la beso, la beso despacio, lento, saboreando sus labios poco a poco se separaron y se miraron entonces él le dijo…

-Quizás… en otra vida…

-Quizás… – respondió ella.

Se despidieron y ella regreso a su vida pero ya no como era antes de haberlo conocido, antes de haberle confesado sus sentimientos de haberle demostrado su amor…

Él también regreso a su vida que tenia antes de haberla conocido a ella, ahora su vida ya no estaba vacía y triste, sabia que no estaba solo, que en alguna parte había una persona la cual lo había amado, para la cual él era importante y que nunca más estaría solo, porque tenia todos esos recuerdos y momentos que habían vivido en ese poco tiempo que pudieron estar juntos y ser solo eso…

Un hombre y una mujer…

Amándose…

Espero que los hayan disfrutado. De paso aprovecho para saludar a todos los compañeros que he conocido en este festival, y aquellos que tenido el privilegio conocer desde que empezamos este blog. Un abrazo amigos, gracias por estar siempre presente.

Tags:

Read Full Post »

El sol resplandece en lo alto, al tanto que en la radio suena nuestra canción preferida. La suave brisa del viento acaricia mi rostro mientras a lo lejos las nubes se van disipando. Los días de lluvia se hacen a un lado y el camino se muestra cada vez más despejado. Hay una hermosa sensación en el ambiente de este día que todo puede ser posible.

El pie se deja caer suavemente sobre acelerador. El peso de nuestro equipaje a quedado atrás. Solo un par de botellas de agua y pan para el recorrido. Vamos detrás de ese sueño, encontraremos lo necesario en el camino. Son otros tiempos, es otra la historia.
Es hora de cumplir nuestro destino. No importan las medallas, en nuestro corazón solo hay hambre de gloria. Un marcha más para el camino. Hoy es un hermoso día para recorrer las autopista de las vida.

Read Full Post »

Advertencia: Este post contiene experiencias e historias basadas en hechos referentes a situaciones pasadas, por lo que cualquier parecido con la realidad es pura y mera coincidencia…

Recuerdo cuando de pequeño me sentaba a leer las revistas de mi madre que trataban esos benditos asuntos del corazón -que de alguna u otra manera siempre despiertan el morbo de la gente- y me preguntaba como podía ser posible que en un sociedad tan culta y civilizada (como la que en buena teoría tenemos) fuera posible siquiera un índice tan alto de engaño dentro de las parejas.

Personas que se juran amor eterno y de la noche a la mañana se dejan sin mediar palabra. Parejas que tras muchos años de casados descubren que uno de los dos esta engañando al otro con un colega o compañera de oficina. Gente que es capaz de mantener toda una vida oculta y secreta espaldas de los demás, eran cosas que de pequeño me ponían a reflexionar, sin embargo tengo que confesar que conforme fueron pasando los años las experiencias de la vida fueron formando una caparazón ante el dolor de los demás, creciendo y viendo la infidelidad como algo normal en nuestra sociedad, cosa que nunca tuvo relación con lo sucedido en mi familia, ya que mis padres -prontos a cumplir 25 años de matrimonio- siempre tuvieron una relación intachable por lo que ese “mal” ejemplo nunca vino por ahí.

Ahí es donde viene la pregunta del millón. ¿Que nos impulsa a ser infieles? ¿Que hace que traicionemos la confianza de aquel que más amamos? Porque quizás eso es lo más duro de la infidelidad, el desarrollo de la traición, la bala al corazón que no viene de quien desconocemos, sino en aquella persona que hemos puesto toda nuestra confianza. Pero… ¿que nos lleva a eso? A clavar la daga en la espalda de un ser querido. ¿Un deseo natural provocado por nuestros bajos instintos? ¿Una incapacidad a la hora de controlar nuestras emociones? ¿Es parte de un patrón de conducta pre-concebido o el desarrollo de una cultura de infidelidad crónica

¿De donde nace esta duda? Este fin de semana en Atenas y el tema salió a colación en una pequeña reunión de generación antes del clásico, donde varios amigos nos encontramos de nuevo con esta cruda y triste realidad. Un viejo amigo que se había casado con el amor de su vida hace unos años atrás, se encuentra actualmente pasando una crisis emocional porque la mujer que le juro fidelidad eterna fue encontrada quemando los votos matrimoniales con un “buen amigo” del susodicho justo al lado de la cuna donde dormía la bebé de ambos.

Historias como estas vienen y van. El caso de “Carlos” no es el único. El padre trabajador que abandona su familia por irse tras un nuevo amor. Relaciones de oficina. Amores de telenovela. Clíches tan utilizados en libros, noticias y revistas faranduleras están más cerca de lo que pensamos.

Una encuesta aplicada el fin de semana en la famosa reunión de ex-compañeros, nos enseño que el porcentaje de infidelidad va más allá de las expectativas: De 21 personas consultadas, 17 confirmaron haberle sido infieles a su pareja o compañero de turno por lo menos una vez durante el tiempo que estuvieron juntos. De esos, tres habían tomado la decisión de contárselo a su pareja, los demás decidieron nunca decírselo a alguien más que algún ser de confianza o familiar cercano. Nueve hombres y ocho mujeres dejan ver que la infidelidad no es un asunto de géneros.

¿Hemos sido alguna vez infieles? Sinceramente desearía tener el suficiente carácter para contestar con un contundente “no”. Pero no podemos engañarnos sobre ello, no somos héroes en este tema. Parafraseando a la Chimultrufia “Para que les digo que no, si la respuesta es si” Lo hemos sido. ¿Que nos llevo a ello? Justificaciones a nuestros actos sobran y a por montones. En realidad ninguna es valida. Nada justifica una puñalada trapera.

Sin embargo como me comentaba el Chamu, el problema en el debate de la infidelidad no esta en que alguien sea infiel o no, sino que quienes realmente inician la búsqueda del porque siempre son las víctimas y no los victimarios por lo que nunca se da un verdadero proceso de cambio. Puede sonar crudo, pero así es la realidad. Las personas traicionadas son quienes inician el proceso de justificación y no quienes han destruido la confianza. Y quizás ahí es donde queremos marcar la diferencia. Cuestionando el verdadero sentido que nos lleva a cometer tan groso error.

Siempre he creído que formamos nuestro futuro y somos dueños de nuestro destino, que con nuestras decisiones vamos forjando el camino que nos lleva a alcanzar la gloria o tocar las puertas del infierno. Es por eso que concuerdo con quienes afirman que la infidelidad no puede ser presentada como un todo, y que en este tema lamentablemente nunca existirán verdades absolutas, sin embargo queremos sembrar nuestra semilla ha futuro. Por eso la pregunta ahora es… ¿se puede cambiar?

Nuestros abuelos decían “perro que come huevos ni quemandole el hocico”. Yo creo todo lo contrario. Me parece que si es posible dejar atrás el pasado y seguir hacia adelante si uno se lo propone. Al fin de cuentas uno es quien escoge destruir o construir. Lo mismo que traicionar o ser leal hasta la muerte. Se trata de una decisión. Tomar la mano de alguien y envejecer fielmente junto a ella, o aprovechar cuanto amorío pase por nuestro lado.

¿Ustedes que piensan?

Post relacionados:

Tags:

Read Full Post »

Older Posts »