Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Oficina’ Category

Con todo lo sucedido en estos días de verdad que no ha sido fácil volver a las andadas, sin embargo aquí seguimos al pie del cañón luchando por seguir haciendo realidad nuestros sueños y marcar la diferencia como lo hicieron aquellos amigos que nos acompañaron en vida y ahora no están a nuestro lado.

Y es que hablando de dejar huella, hace unos días estuve nuevamente dando una vuelta por el sitio de mi buen amigo Diego y me encontré con una lista bastante interesante que realizo hace un tiempo atrás acerca de esos pequeños detalles que casi siempre pasamos por alto, pero que realmente pueden marcar la gran diferencia en nuestras vidas, y que hoy quiero compartir con ustedes.
Una pequeña lista de 18 puntos creada originalmente para el sector masculino de los cuales hemos escogido los que nos parecen los más útiles para ambos géneros. Espero que les pueda ser tan útil como nos ha sido a nosotros.

10 pequeños detalles que hacen grandes diferencias.
por Diego, Web del Hombre
  1. Presta atención -verdadera atención- a un niño pequeño. Todos recordamos a aquellos adultos que lo hicieron cuando éramos niños. Ellos pasan a ser nuestros modelos de comportamiento.
  2. Gratitud. Toma 15 segundos agradecer a alguien por su tiempo o por un regalo. Toma 15 años para ellos olvidarte cuando tú no lo haces.
  3. Escucha, realmente escucha, a tu abuelo cuando te repite por novena vez lo importante que es algo o la historia de lo que le pasó hace años. Ni se te ocurra reclamar. Está tratando de trascender a través tuyo.
  4. Hacer notas escritas, sobre todo si dicen cosas positivas de alguien. Acompañarán toda una vida a alguien.
  5. Permanecer en silencio cuando hay que hacerlo. La gente no recuerda que te quedaste callado. Te recuerda cuando hiciste una broma estúpida acerca de la enfermedad de alguien.
  6. Saludar apropiadamente. Hacerlo mirando a los ojos y dando la mano firmemente es una forma sutil de decir “No estoy por encima ni por debajo tuyo”.
  7. Haz ejercicio. Diez minutos al día pueden ayudarte a controlar la presión de la sangre y a despejar tu mente.
  8. Ten detalles con alguien más. Tener muchos te hará alguien a quien la gente quiere tener a su lado. No los tengas, y la gente se sentirá descartable contigo.
  9. Ten una cita especial con tu pareja de vez en cuando, aún si ya están casados y con hijos.
  10. La vida pasa muy rápido. No dejes pasar la oportunidad decirle a alguien cercano lo importante que es para ti.

Recuerda: La vida es demasiado corta como para gastarla en nosotros mismos. Invirtamos en un ser querido.

Post relacionados:

Anuncios

Read Full Post »

Rincón de un escritor sigue creando alianzas estrategicas para traer a nuestros amigos y lectores los mejores artículos de la red y establecer vínculos entre los escritores bloggers del mundo.

En esta ocasión hemos echado mano a un interesante material desarrollado por nuestro buen amigo Diego de La Web del Hombre.com retomando su tema de Cinco cosas que jamás se deben decir en la oficina, acerca de esos detalles importantes, en los que no importa la situación, debemos mantener la calma, tomar un respiro y apelar a la razón antes de decir algo que realmente podamos lamentar, o que a posteriori nos vaya a perjudicar.


Consejos prácticos en la oficina
Cinco cosas que jamás debemos decir

1. “Mi jefe se volvió loco”: En el bajo mundo empresarial hay una inevitable realidad. El jefe escucha todo, y esto, dependiendo lo que digas puede ser algo bueno o malo. Por eso es bueno cuidarse las espaldas. Asume que lo que digas de él llegará de todas maneras a él, así que si necesitas desahogarte, quejate con alguien de fuera de la oficina.

2. “Pérez es un idiota”: No importa que sea l la más absoluta verdad y de que todos crean que tienes la razón. La comunicación de acontecimientos en la oficina puede unir a los chismosos y fomentar la paranoia y bajar la productividad en nuestro entorno. Limitate sólo a la información útil: “Pérez echó a perder la venta porque no supo responder una pregunta del cliente…”

3. “Cuando ocupe su lugar…”: La regla de oro de la política empresarial: nunca reveles tu estrategia completa a nadie. Tu jefe puede saber que quieres su trabajo, pero no que planeas comenzar a hacerlo el mes que viene. Si se lo dices a un colega, el complot se puede ir abajo. O como decía mi abuelo, si vas a serruchar el piso de arriba, procura que no caiga sobre tu cabeza.

4. “Fumé marihuana en el colegio” : El rato que pasaste en el baño del colegio puede ser una gran historia, pero mantenla para ti solo. Eso incluye las relaciones personales, viajes y aventuras con tus colegas o compañeras de trabajo. Aplica la caballerosidad y discresión para mantener tus anecdotas solamente en tu memoria. Lo que sea que le digas a la gente ahora será mucho más conocido mientras más asciendas en la organización.

5. “A Rodríguez lo cambiaron de lugar porque apestaba”. Se profesional. Revelar detalles vergonzosos sobre otro empleado mina tu credibilidad, así como hablar en la calle mal de tu empresa. Habla siempre del negocio, no sobre los defectos de otra persona o de la compañia. Puede ser “Rodríguez no presentaba la imagen apropiada a los clientes”. Si no cuidas tu espalda. Tú puedes ser el próximo.

Espero que les sean de utilidad.

Post relacionados:

Read Full Post »

¿Se ha visto obligado a pronunciar un discurso ante un auditorio pendiente de cada gesto y cada palabra que sale de su boca y, llegado el momento, ha pensado que no podía articular palabra? No es el único; sentir un agudo pinchazo en el estómago momentos antes de hablar en público es un mal habitual, más extendido de lo que puede parecer a simple vista, y que no sólo padecen las personas más tímidas e inseguras.

Según un estudio reciente, un 25 por ciento de las población normal que nos rodean tienen un notable temor a expresarse publicamente cuando la situacion lo amerita. Ya sea al expresar un discurso, exponer un proyecto, o defender un argumento, cientos de personas en todo el mundo desarrollan un miedo interno de sentirse avergonzados cuando realizan sus platicas en publico. Sin embargo, según los especialistas, este miedo es una reacción natural que puede superarse facilmente con una serie de consejos y trucos que podemos desarollar personalmente en nuestro propio hogar u oficina.

Rincón de un escritor les trae una serie de “trucos”, cortesía de nuestros amigos de Consumer Eroski, que permiten acertar en el modo de realizar una exposición oral y no dejarse atrapar por el miedo ni por el exceso de tranquilidad.

  • Preparar a fondo el tema sobre el que se va a hablar. La mejor receta contra los nervios es conocer todos los detalles de la cuestión que se va a tratar, ya que dominar un tema proporciona confianza y da seguridad al ponente a la hora de explicarlo ante los demás.
  • Conocer al auditorio ante el que se va a enfrentar. Es imprescindible que el orador sepa de antemano cuáles son los intereses del público y, sobre todo, su grado de conocimientos sobre el tema de la disertación.
  • Contacto visual. Antes de hablar, debe atraer la atención del público mirando al conjunto del auditorio. Después, es necesario mirar a los ojos del público y observar sus expresiones, comunicarse con él.
  • Hacer una exposición clara y ordenada. El discurso debe tener, claramente diferenciados, una introducción, un desarrollo y una conclusión para esto es bueno ytilizar un lenguaje claro, con palabras fácilmente comprensibles, pero sin caer en el uso de expresiones excesivamente coloquiales.
  • Ser conciso. Estructurar bien el tiempo y no alargarse en exceso. Es preferible ser breve que no saber terminar y aburrir al auditorio. Tambien es importante estar preparado para improvisar. Acortar el discurso si observa aburrimiento entre el auditorio o ser capaz de introducir elementos que en principio no pensaba incluir cuando hay una buena respuesta por parte del público.
  • Hablar despacio y vocalizando. Hay que cuidar de manera especial no hablar atropelladamente y “comerse” las palabras, lo que sucede de manera habitual cuando se está muy nervioso y se desea pasar cuanto antes “el mal rato”.
  • Utilizar un tono que muestre entusiasmo por el tema que se expone. Además, es imprescindible variar el ritmo para evitar la monotonía. Utiliza el humor. Sirve para relajar el ambiente y para despertar la curiosidad del público, pero hay que dosificarlo y poner mucho cuidado en no abusar ni intentar ser gracioso.
  • Desterrar las coletillas. Nunca se deben utilizar expresiones como “¿verdad?” o “¿no?” como refuerzo al término de una frase.
  • Sonreir a menudo, ya que una persona sonriente atrae la simpatía de los demás.
  • Mantener una postura relajada y confiada. La expresión corporal es muy indiscreta y “el mejor chivato” de nuestro estado de ánimo.
Esperamos que estos consejos les sean de bastante utilidad a la hora de realizar sus futuras presentaciones. Según los expertos el esfuerzo, práctica y disciplina son las claves para desarrollar una correcta autoconfianza y así ir despejando con pequeñas victorias los inciertos y temores que se manifiestan cuando nos toca la tarea de hablar en público.


Fuente: Consumer Eroski, Hablar en Publico.com

Post relacionados

Read Full Post »

Conseguir una entrevista es buena señal de tu progreso en el currículum y que la corporación tiene amplia confianza en ti. Ahora el trabajo se encuentra a las puertas y todo esta en tus manos ¿Como hacemos para no echar todo por la borda en el momento cumbre? Rincón de un escritor te trae una serie de consejos para poner en práctica a la hora de la entrevista, como parte de nuestra sección “Claves para la búsqueda de empleo”

25 faltas que nadie pasara por alto en una entrevista de trabajo.


A continuación te ofrecemos una serie de factores determinantes que pueden marcar la diferencia entre conseguir un espectacular puesto, o regresar a tu casa como un asalariado.

1. Presentarte sin haber dormido la noche anterior: Error grueso. Una ojeras fatales por no dormir adecuadamente la noche anterior mancharán sin duda tu presentación personal, y dejame comentarte algo sobre las entrevistas: la primera impresion si cuenta.


2. Llegar tarde: Algunos diran que mejor tarde que nunca, pero no hay peor equivocación que presentarse demasiado tarde a la entrevista. Procura ser puntual, arregla todo lo necesario (transporte, clima, trafico en la carretera, etc) para estar de 15 a 20 minutos antes en el lugar de la entrevista.


3. Mentir o decir medias verdades: No vale la pena engañar a nadie diciendo cosas que no puedas verificar más adelante. Centrate en decir la verdad en todo momento.


4. Juguetear con las llaves, la cartera, un boli o el anillo de casado: Simbolo inegable que te encuentras nervioso. Cuida tu lenguaje corporal. No demuestres una seguridad falsa, y tampoco dejes que te coman los nervios.


5. Estornudar y no tener un pañuelo o “kleenex” a mano: No importa si tienes gripe o no. Ve preparado, que no te sorprendan limpiandote en tu ropa. Demuestra el aseo.

6. Inseguridad en nuestras capacidades. Lenguaje corporal (1): Tartamudear, bajar la voz, no vocalizar, permitir que un hilo de voz temblón arruine nuestras respuestas son factores que al final van a marcar la diferencia. Manten tu mente segura. No pienses en cuantas veces has perdido. Piensa en que esta vez vas a ganar.


7. Que nuestra mirada divage en el horizonte. Lenguaje corporal (2): Mira a los ojos cuando hables, pero nunca de manera obsesiva. Bajar la mirada, perderla entre los papeles del entrevistador, fisgar la mesa, sus papeles o las fotos familiares envia un mensaje al subconciente de que estas mintiendo o no estas lo suficientemente interesado. Enfocate en la mete.


8. Parecer demasiado simpaticos. Lenguaje corporal (3): Sonreír todo el rato. Celebrar con sonoras carcajadas las bromas para romper el hielo con las que dan comienzo todas las entrevistas no te hacen lucir simpatico, sino como un completo imbecil. No permitas dar esa impresión.


9. Utilizar expresiones como “no sé”, “puede ser”, “tal vez”, “ahora mismo no me acuerdo”, “creo que no”, “a la mejor”, “en eso no estoy muy puesto” o “no estoy seguro”… no te ayudaran nada. Recuerda: seguridad en tu respuesta.


10. Fumar: Olvidate de los cigarrillos para matar la presión. Evita fumar a toda costa el día de la entrevista. El olor a cigarro permanece más en nuestras ropas y aliento de lo que comunmente se cree. No fumes.


11. Entrar invadiendo el despacho con un perfume penetrante y ropa muy vistosa: Vistete decorosamente y de acuerdo a las calidades del tipo de trabajo que piensas desempeñar. No intentes llamar la atención con tu vestimenta y por favor recuerda que el permufe es una pizca, no un baño griego.


12. Aparecer despeinado o con los zapatos sucios: Prepara tu traje con buen tiempo la noche anterior. Recuerda los 15 o 20 minutos antes. Revisa tu presentacion con cautela. Los pequeños detalles.


13. Ofrecer una mano blanda al saludar: Detalle que marca la diferencia. No presiones mucho pero tampoco dejes en claro tu nerviosimo e inseguridad. Ten confianza.


(Continuara…)

Post relacionados

Read Full Post »

Hoy en día son los perfiles solicitados por las empresas son cada vez más especializados, requieren una serie de actitudes y habilidades para cubrir unos puestos determinados. El curriculum vitae es tu principal carta, la muestra exclusiva entorno a tu formación, tu experiencia y tus destrezas y es por eso que en Rincón de un escritor, queremos presentarte una serie de normas imperdibles a la hora de realizar un curriculum de exito.

LAS SEIS REGLAS DE ORO DE UN BUEN CURRICULUM

1ª.- UN BUEN CURRICULUM SE ESCRIBE EN UNA PÁGINA, A LO SUMO EN DOS

Consejos útiles para llevar este paso a cabo:

* No emplees dos palabras para lo que puedas decir en una. Por ejemplo: NO escribas: “Mi función como Jefe de Mantenimiento fue…”. ESCRIBE: “Jefe de Mantenimiento. Funciones:…”. Las palabras “mi función” y “como” no aportan nada.

* No escribas frases inútiles que no aportan nada. Por ejemplo: NO escribas: “Cuando llegué no había un plan de mantenimiento preventivo y debí ocuparme de su desarrollo e implantación”. ESCRIBE: “Desarrollo e implantación del plan de mantenimiento preventivo”. 17 palabras frente a 8 para expresar lo mismo.

* Evita “frases hechas” y redundantes. “Quiero poner en su conocimiento que…”,

* Expresa una idea en cada frase.

* Se breve y exacto. Utiliza Palabras cortas, Frases cortas, y Párrafos cortos. Esto te va a ahorrar el 30% de tus problemas de comunicación escrita.

2ª.- REFLEJA EN EL CURRICULUM QUE REUNES LAS EXIGENCIAS DEL PUESTO DE TRABAJO

Al igual que nunca hay dos personas iguales, tampoco hay dos empresas iguales, y menos dos puestos de trabajos iguales.

Aunque las empresas sean del mismo sector, tengan el mismo tamaño y, supongamos que hasta tienen la misma cultura empresarial, siempre habrá un montón de cosas que las diferenciaran y, entre las más importantes, está el que las personas que las componen son diferentes.

Por lo tanto, si esto es así, tu curriculum deberá reflejar las diferencias, deberá hacer mayor énfasis en aquellas características, tanto personales como profesionales, que posees, que te hacen especialmente apto para el puesto.

3ª.- EL CURRICULUM SE DEBE ENVIAR SIEMPRE EN ORIGINAL

Olvídate de las fotocopias. Deberás imprimir un original para cada solicitud. Recuerda que el Curriculum es, por el momento, el único espejo que el seleccionador tiene de tí; por esto, cuida mucho la imagen y presentación.

Consejos prácticos:

/ Envía siempre una fotografía original. Las fotocopias en color hoy en día están muy logradas, pero no son recomendables. Es preferible no incluirla –a menos que expresamente la soliciten- si esta no puede ser original y reciente.

/ El tipo de papel elegido puede ser opcional, pero eso si, elige un papel consistente. (Normalmente tamaño DinA4). El color no tiene por qué ser blanco. Puedes optar por amarillos, azules; siempre tonos muy discretos. Evita las estridencias.

/ Cuida no solo la presentación, sino el diseño de ésta. Recuerda que un Curriculum original puede decirnos mucho de la creatividad de la persona, y este aspecto hoy en día es valorado en todos los puestos.

4ª.- UN BUEN CURRICULUM DEBE ESTAR BIEN ESTRUCTURADO

Cada dato debe estar perfectamente localizado en el curriculum, debe estar en el apartado que le corresponde para que sea fácilmente localizable, para que la interpretación sea fácil y no deje lugar a ninguna duda de que eres el candidato adecuado.

Normalmente los apartados de un Curriculum siguen el siguiente orden:

DATOS PERSONALES:

– Apellidos y nombre.

– Dirección: Calle, número, piso, ciudad y distrito postal.

– Teléfono: Preferiblemente dos, el particular y otro de contacto. Algunos consultores prefieren llamar al teléfono profesional. En cualquier caso especifica, claramente, cuál es cuál.

– Dirección de correo electrónico. Vital. Si no la tienes habre una.

EXPERIENCIA PROFESIONAL

Acuérdate:

NOMBRE DE LA EMPRESA. FECHAS DE PERMANENCIA. SECTOR. DENOMINACION DEL PUESTO. FUNCIONES.

Con respecto a reflejar tu historia profesional puedes utilizar un orden cronológico directo, desde la primera empresa a la última, o un orden cronológico inverso, desde la última a la primera, dependerá de la experiencia que más te interese resaltar.

FORMACIÓN ACADÉMICA

Nos estamos refiriendo a los estudios oficiales o enseñanza reglada. Sólo se deben reflejar los de mayor rango. Si has realizado algún Master lo debes reflejar en primer lugar, antes de poner la enseñanza oficial.

La secuencia seria:

TITULO. CENTRO. CIUDAD. FECHAS DE INICIO Y FECHA DE FINALIZACION.

FORMACIÓN EXTRA ACADÉMICA

Refleja aquellos cursos que tengan una especial relevancia con respecto al puesto de trabajo por el que te interesas, o bien que tengan un prestigio reconocido, o que sean de larga duración. No olvides indicar las horas de duración: 100h., …

También puedes añadir participación en seminarios o jornadas, siempre y cuando estos tengan una relación muy directa con el puesto solicitado.

CONSEJO: No inundes el curriculum de cursos breves y poco recientes. Esto puede ayudar al seleccionador a despistarse de la información que realmente te interesa resaltar.

IDIOMAS.

Lo que importa son los idiomas que conoces y en que grado los dominas, bajo, medio, o alto; si solamente los traduces, los hablas o puedes escribirlos. No cuanto puedas mentir o intentar hablar. Se exacto con respecto al grado de dominio, sé realista, no reflejes ni más ni menos que la realidad. ¡Pueden ponerse a hablarte en alemán o en chino en mitad de la entrevista! Confia en tus capacidades, pero evitate un ridiculo.

PUBLICACIONES Y OTRAS ACTIVIDADES PROFESIONALES.

Se deben seguir las mismas reglas que para la experiencia profesional.

OTROS DATOS DE INTERÉS.

Este apartado es opcional. En él puedes incluir datos interesantes de destacar, pero difícilmente encuadrables en los apartados anteriores, tales como:

Movilidad geográfica y laboral: en caso de aceptar el desplazarte temporalmente o ubicarte en zonas geográficas diferentes.

Carnet de Conducir: No olvides indicar la categoría.

Posesión de vehículo propio, etc.

CONSEJO: Hasta hace tiempo, era habitual contemplar un apartado último de Hobbies o aficiones; sin duda influencia de los países anglosajones, pero actualmente esto ha caído en desuso, considerándose incluso infantil. Este dato constituye mas una pregunta típica de la entrevista personal, que un dato a incluir en el currículum.

5ª.- ES CONVENIENTE QUE FECHES EL CURRICULUM

Un detalle que a muchos pasa desapercibido, es la conveniencia de incluir la fecha en el C.V., ya que le otorga una referencia en el tiempo, tratándose de tu situación profesional en este momento y pudiendo lógicamente variar. Esta regla cobra mayor sentido sobre todo si se trata de una carta “en frío”, que no responde a una oferta concreta.

Otro detalle que aconsejamos es que NUNCA firmes el Curriculum, ya que tu firma queda ya incluida en la carta de presentación que adjuntas. Solo en caso de entregar el Currículum en mano y sin carta, puedes optar por firmarlo.

6ª.- DESTACA TUS CUALIDADES, PERO NUNCA MIENTAS

RECUERDA QUE UN BUEN CURRICULUM DEBE SER:

· Claro, concreto y conciso, la extensión mínima y máxima debe ser de 1 ó 2 páginas.

· Facilita su lectura en todo lo que puedas.

· Mecanografiado (por ordenador), sin errores ni correcciones

· Espaciado y con amplios márgenes

· Remarca los titulares y aspectos más importantes o interesantes

· Cuida todos los detalles (abreviaturas, fechas, etc.).

Próxima semana: La entrevista: 25 faltas que nadie pasara por alto.

Post relacionados:

Read Full Post »

Siempre es complicado para las personas que buscan empleo encontrar la formula mágica para ser contratados. Algunos señalan que es pura malicia mientras que otros es mera suerte. La verdad ni una ni la otra. En 22 años de vida, casi nunca he sido rechazado en una entrevista de trabajo, y la verdad (sin intención de sentirme orgulloso) siempre he tenido la opción de dar la ultima palabra sobre el destino de mis labores.

No creo en la suerte, sin embargo si en la confianza, la práctica y el esfuerzo. Conseguir un buen trabajo no es cosa del otro mundo. Tan solo es bueno seguir ciertos pasos lógicos a la hora buena en la búsqueda del mismo. La respuesta que demos a un anuncio, nuestro currículum, nuestra presentación, las cartas de recomendación, la manera en que nos comportemos en la entrevista, todos estos son pasos claves para obtener lo que añoramos: buen sueldo, estabilidad y confianza monetaria.

Es por eso que quiero compartir en una serie de artículos, ciertos claves que me han servido en estos años y que estoy seguro que también pueden serte de gran utilidad la hora de buscar tu trabajo, (claro, para que no digan que aquí solo publicamos poemas, chistes y reportajes) así que a lo que vinimos compañeros… paso número uno… como contestar a un anuncio:

1. Modelo de carta para contestar a un anuncio de prensa.


Asunto: Referencia Anuncio ABC-778


Estimados señores

Con referencia al anuncio publicado en el suplemento laboral del diario ABC del pasado domingo les hago llegar mi currículo, ya que considero que poseo los requisitos que solicitaban.


Me gustaría mantener una entrevista con ustedes para poder explicarles con mayor detenimiento mi trayectoria profesional.


En espera de sus noticias, les saludo atentamente, poniéndome a su disposición para aportarles cuantos datos consideren necesarios,


Nombre completo


(Adjunto currículo)


2. Un curriculum para triunfar (las primeras impresiones si cuentan)


Para nadie es un secreto que un buen curriculum es la definicion entre si te llama o amontonan tu documento en la basura. Es por eso que a continuación te explicamos cinco características que debe seguir tu currículo para dejar buen sabor de boca a la empresa. Veamos:


1. Fácil de leer: la presentación es básica para la primera toma de contacto, por eso, una hoja plagada de borrones, con diferentes tipos y cuerpos de letra no es la mejor tarjeta de presentación para nadie. En ningún caso el currículo ocupará más de dos folios de tamaño A4, tres si tenemos en cuenta la carta de presentación.

2. Sencillo y ordenado: sencillez, orden y armonía deben ser cualidades básicas de nuestro historial profesional. Debemos evitar expresiones complejas o rebuscadas, términos artificiosos o pedantes.

3. Creíble: hinchar el currículo de datos falsos o poco ciertos no da resultado. Tras esta primera aproximación llegará la hora de la verdad: la entrevista personal. En el cara a cara con el entrevistador, el candidato deberá ratificar estos datos ante un profesional que se ha enfrentado a situaciones similares decenas de veces.

4. Fotografía, ¿sí o no?: sólo acompañaremos nuestro currículo de una fotografía si nos la piden en la oferta de empleo. En este caso, adjuntaremos una imagen reciente, de tamaño pasaporte (tipo carnet) y de calidad, nunca una de “fotomatón”. Es importante que la fotografía nos muestre con un gesto relajado y amable (no excesivamente sonriente), evitando el exceso de maquillaje en el caso de las mujeres. En cuanto a la ropa con la que nos fotografiaremos deberá seguir las mismas normas que la de la entrevista de trabajo: chaqueta y corbata para ellos en caso de que el puesto así lo requiera o ropa informal en el caso de puestos de trabajo creativos.

5. Corregido escrupulosamente: pocas cosas pueden causar peor impresión en este primer acercamiento que las faltas de ortografía, errores gramaticales, enmiendas y tachaduras en el currículo. Aunque el puesto de trabajo al que optes no requiera dotes de comunicación, un currículo plagado de erratas esconde tras de sí a una persona desorganizada y poco cuidadosa. Por eso nunca debemos enviarlo sin habérselo enseñado a otra persona que nos lo pueda corregir, mejorándolo si lo considerara oportuno.


Consejo.- No olvides guardar una copia del currículo y de la carta de presentación que adjuntaste. Cuando te llamen para realizar una entrevista de trabajo te vendrá bien echar un vistazo por si tienes que ampliar la información o puntualizar algo.


Continuamos la próxima semana con pasos para redactar un curriculum…


(Actualizacion: Claves para redactar un curriculum exitoso)

Read Full Post »