Feeds:
Entradas
Comentarios
No sé como lo haces. Pero tienes el encanto necesario para hacerlo realidad. Día con día. Sin proponertelo, sin pensarlo, te has convertido en el más hermoso y maravilloso de los regalos. Porque no importan los días que pasen, los situaciones que nos acorralen. Tu sigues siendo el arroyo que llena de luz y vida cada centímetro de mi cuerpo. La hermosa estrella que alumbra mis noches más oscuras. La enorme distancia que existe entre la palabra querer y hecho real de saber lo que es amar.
Porque es a tu lado que he descubierto el significado de la palabra te amo. Cuando la lluvia ha caído sobre mi cuerpo, y mi corazón pierde la cabeza, siempre estas junto a mi para corregir mi camino, y llevarme nuevamente hasta tu lado. Y eso es lo más maravilloso que hay en ti. Fuiste mis ojos cuando no pude ver. Mis labios cuando me fue imposible respirar. La diferencia entre la pasión incontrolable, y el más frío y terrible de los inviernos.
Miles de hombres a través de toda la historia, han muerto con la esperanza de sentir una pequeña parte del amor que me entregas día con día. Porque a pesar de los problemas, los desiertos y las tormentas. Nunca me has abandonado. Porque aún sin merecerlo. Siempre has permanecido a mi lado. ¿Como lo hiciste? No tengo la menor idea. Pero sea lo que sea que este haciendo para mantenerme a tu lado, nunca dejes de hacerlo, porque cada vez que te veo, siento un fuego en mis adentros, que despierta sin pensarlo, consumiendo todos los miedos que hay en mi cuerpo, refugiandose, como un niño, tiernamente en tu mirada, deseando con el alma nunca ser separada hasta que pase la tormenta y amanezca tranquila en los brazos de la persona amada.

Y así te fui queriendo a diario,
sin una ley, sin un horario,
y así me fuiste despertando,
de cada sueño, donde estabas tú.

Y nadie lo buscaba,
y nadie lo planeo así,
en el destino estaba,
que fueras para mi.

Como olvidarlo. Un día como hoy. Lo pregunte de rodillas. Estaba nervioso. No encontraba las palabras para expresarlo, sin embargo, mi corazón quería gritarlo. Ya no podía ocultarlo. “¿Quieres ser mi novia?”. Tuve miedo. Me miraste incrédula. Los segundos se hicieron eternos. Temí lo peor. Y entonces sucedió. Mi corazón se detuvo y el mundo se puso de cabeza. Jamás podré olvidarlo. Sin planearlo. Sin pensarlo. Dijiste que si. Y desde ese día, me convertiste en el hombre más feliz…
La muerte. Todos le tenemos. Todos llegamos a ello. No importa cuanto intentemos retrasar su llegada con medicinas, ciencia y tecnología, a todos y cada uno de nosotros, tarde o temprano, nos va a llegar nuestra hora. ¿Entonces porque tanto cine misterio alrededor de ello? Si todos sabemos que algún día nos llegará nuestra muerte, entonces ¿porque le tememos tanto?
No podemos negar la realidad. Del polvo venimos y al polvo tendremos que regresar. Lo hemos escuchado hasta la saciedad. Cada paso que damos en esta vida es un instante hacia la muerte. Desde fuimos concebidos, nuestro cuerpo, como un viejo reloj de arenas que comienza su cuenta regresiva, hacia nuestra partida eterna. Tan segura esta la muerte de su victoria, que nos ha dado toda la vida como ventaja. Si es así, ¿cual es la razón de que nos aterra el tener que encontrarnos con ella?
Y no es que este diciendo que debemos perderle respeto a la vida, sino por el contrario, nuestra existencia es un hermoso regalo que debemos aprovechar al máximo antes de que sea demasiado tarde. No se trata de vivir una vida de hedonismo y libertinaje, sino más bien saber disfrutar los pequeños detalles que nos rodean. Muchas veces esperamos hasta el ultimo momento de nuestra vida para decir las cosas que sentimos, o hacer aquellas que siempre hemos soñado. ¿Para que esperar tanto? La vida es como pequeña llama encendida en medio de la tormenta, en cualquier momento puede apagarse para siempre. Entonces, ¿para que despilfarrarla vilmente sin sentido ni propósito?
El propósito de nuestra vida. Esa pregunta que nos acecha desde que tenemos memoria ¿Para que estoy aquí? ¿Porque nací? Desde el hombre más humilde, hasta el lord más ilustrado, todo ser humano se ha hecho esa pregunta. Pocos han encontrado la respuesta. No es fácil hacerlo. Es un viaje de auto descubrimiento en compañía de nuestro creador hacia el interior de nuestra alma. Yo aún estoy en eso. Muchas veces me hago la pregunta, para ser sincero. Como un pequeño rompecabezas, poco a poco vamos encontrando las respuestas, y construyendo nuestro propio destino. Es lo que creo. Así se lo comente a mi amigo Enock Salazar que tuvo la cortesía de visitarnos en estos días, y con un par de preguntas que me hizo, dio luz y vida a este tema:
¿Como quieres que la gente te recuerde? ¿Que te gustaría que pusieran en tu tumba? Yo conteste sin dudar: Como alguien que lucho hasta el final. Alguien a quien no le importo darlo todo por ver cumplido sus sueños. Como le mencionado miles de veces. Aquel que tiene voluntad moldea el mundo a su gusto. No somos marionetas del mundo ni de nadie, en lo personal combatir por mis sueños es la unica cosa que he hecho bien en mi vida, posiblemente porque siempre he luchado por aquello en lo que creía. Quien no esta dispuesto a morir por sus sueños, no esta preparado para obtenerlos.
Quizás por eso me gusto tanto la frase que vi hace unos años en la película Kun Fu Panda -y decían que era solo para chamacos- “El ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo, por eso le llaman presente”. La vida es demasiado corta como para gastarla en nosotros mismos. Vale la pena invertir en alguien. Porque como lo dije una vez, si con una sola palabra podemos llevar aliento y esperanza al más necesitado, nuestra vida no habrá sido en vano. Por eso, lo importante es que elijas tu propia vida y luego vivas.
Y he ahí la cuestión de este día. Y ustedes mis queridos amigos.
¿Como quieren que la gente los recuerden?

pd. Gracias amigos por sus comentarios y apoyo en cuanto a nuestra operación. Disculpen el abandono. Han sido días complicados. Gracias a Dios, ya reparamos nuestra computadora y pusimos internet en la casa, así que esta semana nos será mucho más fácil visitarlos y leerlos de cerca. Un abrazo. Feliz semana.
No las hemos olvidado. Pueden haber pasado los días pero las fechas siguen presentes en nuestra memoria. Han sido tiempos complicados pero nada puede evitar que rindamos homenaje a la obra cumbre con que Dios puso broche de oro a la creación. Porque señoras y señoras, permitanme decirlo de la manera más clara posible: ¡Al carajo las teorías evolutivas! Quien contempla la belleza de una mujer, tiene que reconocer que solo un Ser Supremo pudo haber creado algo tan hermoso y maravilloso como lo es la mujer.
Madre. Novia. Esposa. Princesa. Reina. Compañera. Amante. Amiga. Todo en un mismo ser. ¿Existe acaso algo más maravilloso?. Los hombres somos toscos, rudos, sencillos, sinceros. No es por menospreciar nuestro genero. Tenemos lo nuestro. No es a cualquier miembro de la creación “Tú eres mi misma imagen, el icono de mi semejanza”. La firma de nuestro creador se halla en nuestro corazón violento, salvaje y apasionado. Sin embargo con Eva, Dios se lleva las palmas. Porque llamenlo como quieran. La cereza en el pastel. El broche de oro. La nota final de una obra maestra. La mujer es la corona reluciente de la creación. Y a ella es a quien hoy humildemente rindo homenaje.
Porque digan lo que digan. La mujer es lo más hermoso que Dios pudo haber creado. No hay duda de eso. La forma en que engalanan nuestro mundo es un regalo de aquel que nos dio la vida. Por eso, como siempre lo hemos hecho, hoy rendimos homenaje a esta gran obra que es la mujer. A mi madre, a mi abuela, a mis amigas y compañeras. Ustedes son el regalo perfecto de Dios. Son lo mejor que nos ha pasado. El mundo no sería igual sin ustedes. De corazón: gracias por cada momento maravilloso que nos han regalado. Por ser fuente de inspiración, pero sobre todo, gracias por existir.
Y no crean que se van a ir este día con las manos vacías. Para ustedes tenemos un premio (cortesía de nuestra buena amiga Keniposa, del blog Mi 1ra vez) dedicado a todas nuestras amigas, escritoras y lectoras que nos acompañan día con día y que entregamos para que puedan guardar o lucir en su blog. ¿Porque? Porque ustedes merecen lo mejor. Atrasado. Pero puntual. Feliz día internacional de la mujer!!

Rumbo al Quirófano. Si se preguntaban porque nuestra ausencia y atraso para escribir este texto. Esa es la razón. La semana pasada, en esas cosas interesantes y divertidas de la vida, nos dimos cuenta que tenemos un pequeño agujerito en la parte inferior de la espalda. Fuimos al medico y el diagnostico fue inmediato. Una pequeña lesión entre el hueso sacro y el coccix, que va a necesitar cirugía de manera urgente. Así que por esa razón nos hemos pasado los últimos días entre clínicas y hospitales. La buena noticia es que no va a matarnos, ni tampoco afectar nuestras labores diarias mientras esperamos ser operados.

La mala es que el seguro social nacional (entiéndase CCSS para los amigos que nos leen en el extranjero) tiene uno de los sistemas de cirugía más complicados del mundo, y aunque en buena teoría ya estoy internado, tengo que esperar una cama disponible para ser operado, lo que según el especialista que me va a intervenir, puede tardar (en el mejor de los casos) de seis meses a tres años. Y ya que una clínica privada es demasiado cara para nuestro presupuesto, no nos quedara otra opción que esperar pacientemente.

Y aunque en un principio nos preocupo bastante, la verdad es que hoy estamos muy tranquilos. Este tipo de acontecimientos solo sirven para demostrar en que base hemos fundamentado nuestra fe. Saber de que estamos hechos. Y recordar que la vida es una llama que en cualquier momento puede apagarse, por lo cual debemos disfrutarla todo lo que podamos, cuanto antes. Por eso seguimos adelante. Hasta el final. Ya lo dije una vez. Las piedras que nos encontramos en el camino, las utilizamos para construir un fuerte castillo.
Tenemos grandes sueños y proyectos. Seguimos creciendo. Por eso de paso aprovecho para contarles que gracias a Natalia Obando la próxima semana estaremos en la radio. Se trata de un espacio matutino llamado “Arriba con la U” en la frecuencia nacional 101.9 FM (Radio UCR) que busca nuevos talentos en diversas áreas. Estaremos toda la semana en el segmento de las 6:30 de la mañana, con algunas secciones de nuestro blog, por si quieren darse la vuelta y acompañarnos en nuestros debut radiofónico, que por aquello de las dudas, será solamente esa semana.

En memoria de las victimas del atentado ocurrido el 11 de Marzo del 2004. Como muestra de respeto con los familiares, y en honor al coraje y servicio de los que acudieron en su socorro. En solidaridad con todos nuestros hermanos y lectores españoles. Rincón de un escritor guarda un día de silencio, porque seis años después. No os olvidamos…

pd. Gracias amigos por su apoyo en estos días en el texto de nuestra compañera, pero sobre todo por sus muestras de afecto a pesar de nuestra ausencia. Es un privilegio tenerlo a nuestro lado. Un enorme abrazo. Feliz semana!!
En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida:
Sigue adelante” Robert Lee Frost.
En ocasiones las personas no entendemos el porque de las cosas que pasan a nuestro alrededor. Sin embargo si algo es muy cierto, es que todo, absolutamente todo lo que hagamos en nuestra vida va a tener consecuencias. Lamentablemente nos damos cuenta de los errores muy tarde. Empero creo que si todos supiéramos nuestro futuro, nada en este mundo tendría sentido, porque todo sería mucho más fácil, incluso ni siquiera nos equivocaríamos, y pienso que no aprenderíamos, y eso le quitaría mucho significado a la vida.

Muchas veces recordar las cosas buenas es muy bonito, pero la verdad es que a ningún ser humano le gusta recordar los errores que ha cometido, o las cosas desagradables que le han sucedido. No pienso que trate de vivir la vida mirando siempre hacia atrás, pero de vez en cuando es bueno recordar y aprender la lección de las cosas duras que hemos vivido. En lo personal he aprendido mucho, sin embargo no puedo negar que hay muchos recuerdos que quedan en nuestro corazón, que ni siquiera el tiempo ni los años van hacer lograr olvidarlos. Sin embargo uno no puede vivir atormentandose con eso.

A veces quizás quisieras que las cosas fueran diferentes, pero no lo puedes cambiar. Hay momentos en en los que desearías desde el fondo de tu corazón que todo fuera distinto, pero lamentablemente el pasado no se puede cambiar -conforme vas creciendo y madurando te vas dando cuenta de la cruda realidad- sin embargo te tengo una buena noticia, en tus manos tienes el poder para cambiar tu futuro.

Una vez escuche una frase que me gusto mucho “Lo que no te mata te hace más fuerte” y con el paso de los años me he dado cuenta que esa frase es muy cierta. Lo sabes, yo tambien he pasado por situaciones difíciles, sin embargo gracias a Dios tuve alrededor personas que me ayudaron sin importar lo que yo había hecho, y hoy puedo decir que soy una persona completamente feliz gracias a ello.

Tal vez en este momento no entiendas el porque de tu situación, quizás hayas cometido errores y ahora estas sufriendo sus consecuencias, sin embargo, quiero decirte que a pesar de todo lo que estemos pasando, trata de aprender y recibir la lección. Eso es lo que nos hace ser mejores personas. No te fijes solo en lo difícil que es la vida, sino también todas las cosas bellas y hermosas que ella tiene. No dejes pasar las oportunidades como alguna vez lo hice yo, que viví quejandome de la vida durante tantos años y no me daba cuenta de personas a mi alrededor que estaba pasando situaciones igual de dificiles como las que estaba pasando yo.

Recuerda que los pequeños errores hacen grandes a las personas y no es el pasado lo que marca nuestros días, sino el presente quien da futuro a nuestras vidas. Porque como dijo una vez J. Brown Preguntate si lo que estas haciendo hoy te acerca al lugar donde quieres estar mañana”. Ojala puedas seguir mi consejo, disfruta la vida y sacale provecho cada día que pasa, ya que no sabes si este momento va a ser el último de tu vida. No te detengas pase lo que pase, porque como dice una canción por ahí “Solo se vive una vez”.


En la noche que me envuelve
,
negra como un pozo insondable,
doy gracias al Dios que fuere,
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias,
no he gemido, ni llorado en lo alto,
ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado,
jamás me he postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos,
acecha la oscuridad con su horror,
no obstante la amenaza de los años me halla,
y me hallará, sin temor.

No importa cuán estrecho sea el camino,
ni cuantos castigos lleve a la espalda,
soy el amo de mi destino,
soy capitan de mi alma.

Invictus, William Ernest Henley

La entrada anterior es un pequeño aporte de nuestra compañera, Rebeca Castillo, que día a día con su sonrisa y alegría nos motiva a luchar por las metas en nuestra vida. Un pequeño texto que escribió para ella y que en estos días de luchas y pruebas, decidió enviárnoslo por correo, para seguir dándonos aire en la conquista de nuestros más profundos sueños, por lo que agradezco la bienvenida que puedan darle.

De paso amigos, gracias por su apoyo en el 7 festival de blogswingers, por las palabras de aliento en nuestro texto y por el cariño con que recibieron a nuestra escritora invitada. Nuevamente gracias por todo lo que hacen, y de antemano gracias por los comentarios a este pequeño texto que nos sirvió de aliento y motivación en esta mitad de semana. Un abrazo!!

Actualización:
Pronto. Rincón de un escritor en Radio nacional. Próxima semana. Espera más detalles…

Increíble pero cierto. Ya son 7. Cuando a nuestros buenos amigos Iguanito y Abril se les ocurrió la ingeniosa idea de realizar un festival para compartir nuestros textos, jamás le dimos muchos aires de vida, sin embargo, 7 maravillosos festivales después, seguimos al pie del cañón, compartiendo, conociendo, y escribiendo al lado de todos los amigos y compañeros que este evento nos ha permitido conocer.
En esta 7 edición, el tema de publicación que nos han entregado es el “Entre amor y pecado” con el cual hemos tenido la dicha de participar en el site de nuestra compañera Melissa Stephens, autora del blog “De mi vida y cosas peores” donde podrán encontrar una historia que por muchos años hemos guardado en el armario, pero que esta semana hemos decidido sacar a la luz por motivos del festival. Por otro lado, nos ha tocado la suerte y la fortuna de recibir a nuestra buena amiga y compañera Ann, autora del blog Los Recuerdos de mi Almohada, quien es participante en nuestro sitio por primera vez, por lo que les pido que le den una calurosa bienvenida a nuestra amiga y su candente relato.

Seguro que yo me condeno…
Por
Ann

Espero el autobús para volver a casa después del trabajo, son las 5.30 pm y ha sido un día particularmente caluroso por ello elegí un vestido sin mangas, pero bastante sobrio ya que me llega a la rodilla y el escote llega al cuello. Para no excederme con el calor recogí mi cabello en un chongo que parece mas bien de abuelita. Al salir de la oficina no retoque mi maquillaje, ya estaba casada y fastidiada, además a quien podría encontrarme como para arreglar de nuevo mi rostro y ponerlo coqueto. Pero dicen que la belleza y el porte son naturales así que el atractivo no se puede ocultar.

Frente a la parada del autobús están haciendo obras para el viaducto elevado, a esta hora aún hay pocos trabajadores, justo frente a mi hay un tipo alto y moreno trabajando con un taladro para el suelo. Viéndolo bien podría pasar por constructor de película gringa, sus brazos anchos y su pecho fuerte lo hacen ver atractivo. Mi autobús no pasa, pero no me molesta quedarme mas tiempo contemplando a este hombre, viendo como taladra el suelo, se me ocurre que si con la misma fuerza que sostiene su herramienta sostendría mi cadera mientras me taladra a mi, tal vez yo lo haría sudar tanto como el sol, tal vez el me cansaría mas que estar solo ahí de pie esperando.

Carajo! Parece que escucho mis pensamientos y ahora el me mira a mi! Mmm no me molesta tanto su mirada aunque ya me ha desnudado con ella, por mas que volteo a otro lado siento sus ojos sobre mi cuerpo, de hecho, entre mis piernas. Estoy nerviosa!, que hago? ya sé! Me voy a voltear y así no lo veo …… muy bien, ahora él ve mi trasero …. gran idea! La verdad si gran idea, ahora puede pensar en como tomarme de espaldas, como será sentir sus manos rozando mis brazos? Seguro son asperas y tenerlas subiendo mi vestido me calienta bastante….. Voy a voltear, creo que ya ha dejado de mirarme….

Oh cielos! Aún me mira! Y dejó su taladro de lado, parece que quiere cruzar la calle que nos separa! Si! Ahí viene!…. Diablos, también viene mi autobús y es el último de la tarde, será mejor que lo tome. Justo al subir, el cruzó la calle, ya no me encontró….. pero mañana repito la tarde… Y pienso que tal se me verá una minifalda?

Ahí lo tienen amigos, participación de nuestra compañera en este 7mo festival de blogswingers. Gracias Ann por este texto. Es un gusto tenerte por estos lados. A partir de hoy, y hasta el Viernes 26 de febrero, este post es completamente tuyo. A mis amigos, les recuerdo que mi texto lo pueden leer en la pagina de Meli Stephens. Un abrazo. Gracias por su apoyo. Nos seguimos leyendo!!

Actualización: La revista masculina Web del Hombre nos ha publicado esta tarde un articulo sobre relaciones de pareja “Como evitar ser un novio controlador (10 consejos que salvarán tu relación)” por si quieren darse la vuelta y comentar sobre el tema. Saludos!! Gracias a todos por su apoyo!!

0710. Omaha Beach. Miles de hombres han entrado antes que nosotros. Ahora es nuestro turno. Conocemos el plan a la perfección. Estudiado miles de veces hasta aprenderlo de memoria. Sin embargo nada nos prepara para lo que hemos de enfrentar allá. Cadáveres de soldados apiñados en la arena, flotando en el agua, moviéndose al ritmo de las olas. Todo a su alrededor parece incontrolable; enemigos por todas partes, centenares de hombres heridos, disparos y ruido.

Francotiradores desde lo alto se encargan de dar caza a los pocos que han sobrevivido al primer ataque. Donde quiera que miremos encontramos la misma señal. Desesperación. Angustia. Dolor. Las puertas del Higgins se abren y lo primero que escuchamos son los zumbidos de las balas adentrándose en el cuerpo de nuestro compañeros. No hay tiempo para reaccionar, tan solo para actuar. A rastras nos movemos entre los cadáveres. Compañeros que fueron entrenados para asimilar el dolor, ahora lloran como niños clamando desesperadamente la presencia de un ser querido.

Hay caos, incertidumbre, y confusión. Las balas siguen haciendo mella en los sobrevivientes, sin embargo, a como podemos avanzamos. A lo lejos esta el acantilado. Nuestro seguro de vida. Granadas y explosiones marcan nuestro sendero. Y de pronto. Sin pensarlo. Una bala detiene nuestro camino. El calor en nuestro ser se funde con el frío ardor del metal penetrando en nuestro cuerpo. Un grito desesperado sale desde el fondo del alma. Nos han dado. Las fuerzas se apagan. Antes de ser impactados de nuevo por una bala, nuestro cuerpo cae sobre la arena. Médico, médico. Grita un soldado que pasa a nuestro lado, mientras nuestra mirada permanece fija en el acantilado. Nuestro seguro de vida. Tan cerca y tan lejos…

Soldados heridos…

Y ahí esta usted. Yo. Él. Atrincherado. Herido. Sin fuerza. Viendo como las balas cruzan de un lado hacia otro. Sin poder moverse. Esperando ser rescatado mientras las horas pasan lentamente. Sus heridas están vendadas pero siguen sangrando. El ruido ensordecedor del artillero que vuela sobre su cabeza le impide pensar con claridad, soñoliento se confunde y desesperadamente agota todas sus fuerzas, disparando a las sombras que se esconden detrás de los arboles, y tímidamente se mueven al compas del viento.

Las imágenes de sus seres queridos revolotean por su mente como aves perdidas sin saber a donde ir, los honores ya recibidos por las conquista del ayer, la posibilidad de ser capturado, el temor a ser uno más de los olvidados en el campo de batalla. Es el momento más decisivo en la vida de un soldado. Fue entrenado para combatir y nunca para ser vencido o capturado. La auto eliminación comienza a bailar amargamente en los rincones de su mente; mejor es morir con las botas puestas que claudicar en el ultimo momento.

Es ahí donde empieza su lucha personal. Entregarse al destino para el cual fue entrenado, o dejarse vencer por su más férreo enemigo, su traidor interno. Las horas pasan. Las heridas sangran y un clamor sale desde el fondo de su alma. Una oportunidad. Tan solo una oportunidad para volver a ver casa y besar el rostro de su amada. Es todo lo que pide. Una oportunidad para dejar atrás el pasado y corregir sus errores. Una bengala estalla en medio de la oscuridad. Todo se apaga de nuevo. Gritos. Balas. Lamentos. La mano de un soldado amigo tomando su chaleco y la promesa de un nuevo día llega con esta.

– Lo recuerdas, seremos los primeros en avanzar y los últimos en retirarnos, fue una promesa. Juntos volveremos a casa…

Hermanos de sangre…

Si has llegado hasta acá, seguro pensarás que hemos perdido un tornillo. Quizás no estes muy lejos de la realidad. La verdad que hay que estar un poco loco para tomar la decisión de ir a ese campo de batalla y cumplir nuestra promesa de volver juntos a casa. ¿Cual batalla? ¿Cual casa? ¿De que esta hablando Pablo?, podrás estar pensando. Hagamos una pausa. Mire a su alrededor ¿Que observa? ¿Familias que resisten a los problemas? ¿Jóvenes alejándose de las pandillas para integrarse a las escuelas? ¿Hombres hechos y derechos que aceptan que amor es dar su vida por hacer feliz a su pareja? Ojala fuera solo una anécdota del pasado o una historia de ciencia ficción. Sin embargo no lo es. Los índices de criminalidad crecen en nuestro país, mientras los jóvenes se pierden y las familias se desintegran de la noche a la mañana.

El lugar en el que vivimos parece un campo de batalla. Una guerra despiadada interminable que se pelea en las calles mientras nuestros soldados siguen siendo eliminados uno por uno. Una batalla por el corazón humano. Una pelea que estamos perdiendo día con día, sentados en nuestros hogares, refugiándonos en lo seguro mientras miles de personas se pierden en las calles, esperando una mano amiga, un brazo extendido que le permita levantarse para seguir peleando por su vida y la de sus seres queridos.

Sin embargo la ayuda no llega hasta sus trincheras, mientras miles mueren en desesperación buscando callejones sin salida, hundiéndose cada día más en la búsqueda de respuestas a su dolor y angustia. Sumergidos en un mundo que ya no desean más, suplicando que alguien, tan solo alguien les tienda la mano. ¿Cuantos más deben morir? Es la pregunta que me hago en este día. No son extraños. Son mis amigos -tus amigos- los que estamos dejando morir. Hoy los miras en las calles y ves un drogadicto, una mujer perdida, sin embargo alguna vez fue tu amigo, tu vecina. Se que suena feo, pero es la realidad. Esto no es un juego. Es una guerra. Y miles mueren esperando la llegada de su salvación. La desesperación es total. Un pueblo clama ¿Donde están los refuerzos?

¿Habrá esperanza para ellos? ¿Cuanto más lucharan solos? La historia la escriben los valientes. Creo firmemente que es el momento de ir a su rescate. Nosotros podemos hacer la diferencia. Una generación dispuesta a luchar por la vida de sus amigos, de sus vecinos. Entregando nuestra propia vida si es necesario con tal de salvar la suya. Yo estoy dispuesto a no dejar morir un soldado más en el camino. Creo firmemente que el momento ha llegado. Lo puedo sentir. El día de días, ese en que todos volveremos juntos a casa esta cerca. Pero hoy nos toca salir a pelear. ¿Porque? Porque alguien lo hizo una vez por nosotros, y es gracias a ellos, es que hoy estamos aquí.

Salgamos a las calles. Se las dejo picando. Tendamos la mano al más necesitado. Nosotros podemos hacer al diferencia. Porque como dije una vez: Si con una palabra podemos llevar esperanza al más necesitado, nuestra vida no habrá sido en vano. No dejemos uno solo de nuestros hermanos en el campo de batalla. Recordemos que no hay amor más grande que aquel que da la vida por sus amigos. Fuerza y honor. No quiero pensar que cayeron en vano.

Operación Rescate: Por los caídos en batalla…

Nos lo han dicho. Miles de veces. “Fueron escogidos para ello”. Una nueva unidad. Un nuevo escuadrón. Una misión única: Ser los primeros en tocar tierra. Antes que cualquier soldado haga su desembarco en el Día D. Usted. Yo. Hemos sido seleccionados para abrir brecha en las líneas enemigas. Entrenados por meses en situaciones que nos ha llevado al limite de nuestras capacidades, el momento de la verdad finalmente ha llegado. Somos lo que somos aunque a veces lo olvidemos. Soldados en el campo de batalla.

No lo hacemos por dinero, porque es una suma que nunca se podrá pagar. No lo hacemos por la gloria, lo hacemos porque nace de nuestro corazón. Es ponerse en el lugar de un padre que clama por su hijo. Una madre que no sabe porque su hija nunca regreso a casa. Por todos. Por cada uno de ellos. Cuando el viento viene y golpea sobre nuestra casa. Saldremos al campo de batalla. Carecemos de historia. Pocos conocen nuestro nombre. Más tenemos una cita con el destino. Como pioneros y aventureros, hemos roto con el pasado y sus tradiciones para poder reclamar nuestro futuro. Estamos listos. La fría y oscura noche nos esperan. La victoria viene con ella. No dejaremos a nadie atrás. Juntos volveremos a casa.

¿Y tu mi amigo que piensas?
¿Como podemos marcar la diferencia?


Gracias amigos por sus comentarios y apoyo en estos días. Hemos tenido grandes cargas de trabajo y la verdad que no fue fácil volver. Nos enfermamos y hasta un par de problemillas personales amenazaron nuestro regreso. Pido disculpas por abandonar sus sitios, pero prometo pronto ponerme al día con sus post. Gracias de nuevo por su apoyo. Éxitos en esta nueva semana, un enorme abrazo!

pd. De paso le comento, que en estos días empezamos un programa de ejercicios que hemos llamado el #RetoVargas (pueden seguirlo en nuestra cuenta en twitter @pvargas17), y en el cual ya habemos siete personas trabajando en ello, por si quieren darse la vuelta y apuntarse al reto de aquí a nueve semanas ser capaces de correr 5 kilometros…

Voy y vengo. La miró fijamente a los ojos y ella desvía su mirada. Me siento a junto a la Musa, y esta sin pensarlo se levanta. Me acerco hasta ella y sin decir palabra se aleja de nuestro lado. Separados por un abismo nuestros corazones son incapaces de encontrarse esta noche en medio de la oscuridad. Su látigo del menosprecio se clava en mi torso provocando una extraña mezcla de dolor y pasión, que me envuelve y me seduce lentamente.
Ese es el peor de tus castigos. Su marcada indiferencia. Instrumento de tormento que se pega a mi piel como la tela mojada por la lluvia. Delirio de lucidez que hace a mi mente olvidar que, lo que sale de mi espalda no son gotas de sangre, sino ríos de tinta que brotan desde las profundidades de mi alma, buscando ansiosamente un pedazo de papel donde plasmar cada una de mis experiencias en forma de palabras.

No lo puedo ocultar. Mi cuerpo añora el calor y el sabor de su piel. Esa mano cariñosa que lentamente se desliza en los interiores de mi ser, y que nos invita a explorarla sin miedos ni restricciones. Musa tierna y ardiente, que con sus movimientos es capaz de llevarnos bailando hasta lo más profundo del fuego eterno, y hacernos aplaudir de alegría por ello. Cualidades inigualables que hoy nos hace acercarnos nuevamente de rodillas hasta su aposento -ese que por tantas noches compartimos- para ser atados a su silla, y nuevamente formar parte de su gama de juegos perversos, esperando pacientemente su regreso…

A los amigos que nos leen día con día, mis más sinceras disculpas. No hemos dejado de escribir por voluntad propia. Nuestra musa literaria ha decidido caprichosamente tomarse unas pequeñas vacaciones y no ha sido fácil convencerla de que la necesitamos de vuelta. Si alguien la ve, díganle que este humilde servidor la extraña intensamente por la noches, y que desde lo profundo de su corazón, le dedicamos las siguientes líneas…



Cuéntame
tus secretos

Hazme tus preguntas

Nadie dijo que fuera fácil

Nadie dijo que sería tan difícil

Oh, llevame de nuevo al comienzo

pd. Gracias a todos por sus comentarios y apoyo. Volveremos pronto, lo prometo. Un enorme abrazo. Se les quiere montones!!

Tags: